25 de octubre de 2018
25.10.2018
25/10/2018

El Athletic como el Valencia

Los dos equipos históricos solo han ganado un partido de los ocho

25.10.2018 | 11:29
El Athletic como el Valencia

No le den más vueltas ni lo piensen más de lo normal. El próximo partido del Valencia es en Bilbao ante un Athetic que está como el Valencia... pero con hombres de casa. Ambas escuadras ofrecen una imagen lamentable y LaLiga, en posesión de su verdad más absoluta, nos ha colocado este tristón duelo el sábado a las 16:15, prueba evidente de que es un choque que va a interesar a muy poquita gente. Y miren, yo como tengo un toque de mala persona, me imagino que en el minuto 2 Raúl García hace una entrada estilo Raúl García –a lo bestia quiero decir– a Dani Parejo y consigue de esta maquiavélica forma que Parejo siga jugando al mismo nivel que está disfrutanto toda la temporada. Si yo fuera el entrenador del Athletic así en dos minutos marcaba el partido y al Valencia de un Marcelino enamorado de Parejo de forma indiscutible desde que llegó al Valencia CF.

Para Marcelino queda claro que Parejo es intocable y por ahí el Valencia tiene una deuda con su gente de tres pares de narices. A los dos absurdos penaltis que lleva provocados en la Champions hay que añadir un juego raquítico y desdibujado. Un partido como este, ante el Athletic, debería otorgar al Valencia claramente el papel de favorito. Pero es obvio que un equipo que no sabe ganar ni jugar ningún partido, le va a costar lo indecible sacar un buen resultado. Yo francamente si tuviera que apostar en estos momentos me inclinaría por jugármelo todo a una equis indudable y más que razonable. Ahora bien, si Raúl García comete a las primeras de cambio la imprudencia que les he comentado, si se carga a Parejo, tenemos más cerca la victoria. Con Parejo, con el Parejo que estamos sufriendo de forma indigna toda la temporada, el triunfo del Valencia se presenta francamente improbable. Miren, sinceramente, es joven y posiblemente le falta todavía categoría para ocupar el puesto de Parejo y hacerlo con dignidad. Pero yo me la jugaba con Soler sin ningún tipo de dudas.

Uno de los pocos

Un chaval con ganas, siempre 'castigado' por Marcelino para jugar fuera de su sitio natural, pero uno de los pocos con carácter para decir verdades en el vestuario tras hacer un ridículo espantoso ante el Young Boys. Habló Soler y dijo verdades como puños. Unos minutos antes la prensa había solicitado a Parejo... y este dio la callada por respuesta y se retiró de la escena de forma grosera y tristona, tan grosera y tristona como demostró durante todo el partido en Suiza. Lo que ya les aviso es que Marcelino va a seguir apostando a muerte con él. Le ha entregado el brazalete de capitán –vaya usted a saber la razón– y también toda su confianza, como si fuera un número uno indiscutible. Y no, no lo es. Un número uno da la cara como sí que hizo Soler y no es esconde como protagonizó Parejo. En Suiza, como pueden apreciar, el que sí que hizo de capitán fue un chavalín de casa, de la cantera. Una lección tremenda.

Y lo del Athletic

Y bueno, pensando en serio en el partido que tiene el Valencia este inmediato sábado en Bilbao sí que debemos decir que el Athlétic roza los puestos de descenso y encima está un punto por debajo del Valencia. Y sí, si este partido lo jugara el Valencia CF de la temporada pasada no dudaria en ofertar un dos sin ningún miedo. Pero tal como está este Valencia apostar por un dos ahora mismo suena más a utopía que a realidad. Mal rollo total.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook