31 de octubre de 2018
31.10.2018
31/10/2018

El que no juega sí marca

Santi Mina hizo doblete en la Copa ante el Ebro, merece ser titular

31.10.2018 | 11:20
El que no juega sí marca

El fútbol es curioso. El partido se inclinaba con un 1-0 con ventaja para un Ebro que jugaba con diez gran parte del encuentro y de pronto apareció un delantero que estaba en el dique seco por culpe de una lesión para anotar, de manera francamente positiva, dos buenos goles y dar así la victoria a un Valencia que atacó mucho pero al igual que en la Liga parecía tener la pólvora mojada. El resultado obviamente deja el duelo absolutamente definido y los de Marcelino van a dejar en la cuneta al colista de Segunda División B y casi con un punto milagroso. El Ebro aguantó lo que pudo y rozó la gloria por unos minutos. Pero no. Al final ganó el equipo grande y marcó el que sale de una lesión y el quye tiene toda la pinta de que no va a jugar el próximo duelo.

Gameiro y Batshuayi

Ahora me centro en un par de futbolistas que vinieron al Valencia como si fueran algo diferente y mucho más competitivos que el italiano Zaza -en teoría- y que responden al nombre de Gameiro y Batshuayi. Pues bien, seamos francos, ninguno de los dos hizo nada aceptable contra un colista de Segunda B que sí se dejó dominar pero que no sufrió en absoluto con los dos nombres que les acabo de citar. Muy mal inicialmente Gameiro y fatal -de nuevo- ese Batshuayi que entró tras el descanso y que realmente ofreció más pena que otra cosa. Un delantero de su nombre contra un conjunto como el Ebro tiene la obligación de hacer algo interesante y notable. Y sí, eso hizo Santi Mina que en teoría está lejos de ser titular y que salía de una lesión tendenciosa. Mina sí demostró la diferencia de categoría de ambas escuadras. Y Gameiro y Batshuayi invitan a pensar a estas alturas qué talento tienen hoy en día para que los fichara Marcelino.

Sobre Murillo

En otro orden de cosa llama la atención la importancia que Marcelino le dió al partido solo observando que sí que contó con Murillo todo el encuentro mientras que en la Liga regular es un defensa que no cuenta en absoluto con la confianza de Marcelino. Murillo es un central internacional por su país pero aquí algo parece que ha sucedido para que Marcelino no le de ni bola. Ayer jugó los noventa minutos y pese a ser un futbolista que por su puesto en el campo tuvo poca faena debemos reconocerle cierta prestancia y saber hacer. Mi resumen es claro. No entiendo la razón para que Marcelino no le de ni bola en la Liga. Ayer demostró que si que está capacitado.

Lato es futbolista

Es un lateral que obviamente tiene mi cariño por el fútbol se que tiene pero que tampoco existe para Marcelino y realmente ha bajado cantidad sus prestaciones. Me da la impresión que es un jugador algo desquiciado por la poquísima confianza de su entrenador y eso repercute negativamente en su rendimiento. A mi sí que me gustaría renovar a Lato para que esté en forma y sea de alguna forma un recambio interesante para un Gayà en estado de gracia. Y sí, entiendo que es un buen lateral que de alguna forma se ha cargado Marcelino de forma clara y rotunda. Y eso es una pena. Lato es mucho más futbolista de lo que vimos ayer. Pero ya sabemos todos que al fútbol se juega primera con la cabeza y luego con los piés. Y la cabeza de Lato la veo ausente.


Más opiniones de Vicente Bau.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook