04 de diciembre de 2018
04.12.2018
04/12/2018

Marcelino está muy tocado

La segunda temporada del entrenador huele a fracaso rotundo

04.12.2018 | 13:43
Marcelino está muy tocado

El entrenador del Valencia CF cada vez camina más solo. Sus últimas declaraciones tras la derrota contra el Real Madrid no las comparte nadie. Ni los jugadores coinciden con su entrenador, ni Alemany dice lo mismo que el hombre al que entregó todo el poder del vestuario. Suena, Marcelino, que no solo está en crisis, algo que resulta del todo evidente. Ahora la realidad es tozuda y esta nos indica que en el Valencia cada vez está más solo. Suena a hombre con el futuro en peligro y lo más grave del tema es que no se vislumbra ninguna reacción para poner al Valencia en su sitio y no humillar la temporada del Centenario. Marcelino no da con la tecla y posiblemente esa tecla es la que le ha llevado a una soledad que comienza a ser peligrosa. Se cargó a Zaza que tenía una gran aceptación entre sus compañeros y Murillo y Lato, por poner algún ejemplo, han sido arrinconados de forma tan grotesca que ambos se quieren marchar del equipo. El ambiente en Paterna comienza a ser terrible y lo más grave del asunto es que los fichajes programados por Marcelino no están la altura requerida. Incluso no dan el nivel. Y eso es tirar mucho dinero a la basura y formar un equipo sin alma como el actual Valencia. Marcelino se desvive con la prensa de Madrid -debe ser que le gusta muchísimo- y se olvida de lanzar un mensaje positivo y creible por medio de la abandonada prensa valenciana. Esta segunda temporada del técnico estrá siendo un desastre y lo malo del asunto es que no se vislumbra un camino correcto para salir de la crisis. Hoy jugamos un partido de Copa que debe ser un simple trámite pero el sábado nos enfrentamos a un Sevilla en Mestalla con casi todo en juego. Da pena observar como el equipo andaluz pelea por ocupar con buenos jugadores los primeros puestos de la tabla y por contra un Valencia que debería competir de tú a tú con los andaluces da la impresión de que ahora mismo está a años luz de los sevillanos. Vale, sí, en un partido puede pasar de todo, pero es evidente que el juego del Valencia no está a la altura requerida mientras la del Sevilla parece que nos saque años de distancia en un solo año. Y esto huele mal. Huele a que Marcelino cada vez está más solo y más engañado. Ni los jugadores, ni los aficionados, ni el hombre que le puso los galones comparten su mensaje positivo a estas alturas del campeonato. Y eso es grave. Estamos viviendo una especie de Nuno segundo capítulo y eso da pánico. El Valencia, por poner un ejemplo del último partido ante el Madrid, jugó la peor primera parte que yo prácticamente le recuerdo, sin embargo Marcelino se mostró positivo con su equipo en rueda de prena. Y ese mensaje de Marcelino ya no cuela. O hay reacción o el personal va a reaccionar. Ahora bien, insisto, mucha responsabilidad de lo que sucede la tiene Alemany y es a él al que le toca poner un poquito de orden en un equipo desnostado. Alemany le dió todo el poder a Marcelino y eso ha resultado un fracaso rotundo.

Y lo de Guedes

Y miren, si existe un jugador en la actual plantilla del Valencia que no está para jugar ni un solo minuto bien sea por arrastrar una lesión importante o por un bajón físico de tres pares de narices ese es Guedes e incomprensiblemente él si cuenta con todo el apoyo y el cariño de un entrenador que no está actuando con justicia con sus futbolistas. Guedes debe recuperarse y no jugar. Lo contrario que le pasa a otros.


Más opiniones de Vicente Bau.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook