14 de diciembre de 2018
14.12.2018
14/12/2018

La alta tensión del Eibar

El equipo armero prepara una encerrona mañana ante el Valencia

14.12.2018 | 11:25
La alta tensión del Eibar

No le den más vueltas. El conjunto armero -¿se le sigue llamando así?- es el próximo rival del Valencia y de alguna forma va a ser el encargado en poner en tela de juicio el fútbol del Valencia CF y examinar, de alguna manera, la victoria del equipo de Marcelino ante el súper conjunto de Mourinho, digo de un Manchester que por otra parte fue mucho menos de lo esperado en el partido del pasado miércoles en Mestalla. Sea como fuere el Eibar es el próximo rival del Valencia y lo que sí pone siempre sobre la mesa es un ritmo elevadísimo de juego en su propio campo lo que siempre obliga al rival a jugar muy atento y con un despliegue físico importante. El campo del Eibar es pequeñito y eso ayuda al juego de elevadísimo ritmo del conjunto local. No es, en principio, un rival que deba toser a un Valencia que intuimos que ha despetado tras la victoria ante el Manchester. Pero sí que es una escuadra armada y potente que te oblica a estar atento durante los noventa minutos que dura el encuentro. Eso y si puede ser tener acierto en vanguardia, algo que necesita recuperar el Valencia con suma rapidez si quiere elevar el nivel escaso de juego ofrecido hasta ahora en la Liga. Repito, el partido de mañana será tenso y con una exigencia evidente para el Valencia. No te van a regalar nada y los de Marcelino tendrá que pelear a lo bestia durante los noventa minutos que dure el encuentro. Campo pequeño y ritmo elevadísimo son la propuesta clara y contundente del Eibar para ser un equipo potente en su estadio. La visita del Valencia les motiva y al Valencia le debería motivar aún más visitar este coqueto y pequeño estadio y obtener si pueden una victoria. Tres puntitos más supondrían dar un toque de tranquilidad a un Valencia que no ha estado tranquilo desde que comenzó el actual campeonato. La victoria ante el Manchester invita de alguna forma a ser medianamente optimista y a confiar en esa rección del Valencia que intuimos pero que no tenemos asegurada del todo. Eso sí, una victoria en ese campo sí supondría el despertar definitivo de un Valencia que ha arrancado medio dormido en la actual temporada.

Turno para Coquelin

La lesión de Kondogbia, triste y absurda y al final del duelo frente al Manchester, nos va a dejar casi con la total seguridad de que para ese puesto que resguarda de alguna manera la forma de jugar de Parejo tiene todas las garantías de ser ocupado por Coquelin, que si analizamos bien la actual temporada del centrocampista de cierre francés -recordemos que Kondogbia ha dejado ya de ser francés, aburrido de la selección- creo que nos encontramos, en el fondo pero con tristeza por la lesión, con una conclusión que puede ser positiva para el Valencia. Miren, Coquelin es un peleón que cuando está en forma y juega bien se nota un disparate su presencia y entiendo que para un partido como nos aguarda mañana ante el Eibar, un duelo intenso, rápido y con un nivel de fútbol acelerado, pues quizá la presencia de Coquelin por narices o por la lesión de Kondogbia en el fondo es positiva para el Valencia. Doy por sentado que va a jugar Dani Parejo en un campo muy estrecho y con la obligación de repartir buen juego durante los noventa minutos. Pues bien, en esas condiciones es importante la presencia de un guerrero como Coquelin que libere de alguna forma a Parejo y le permita jugar con ciertas buenas actitudes ante la escuadra local.


Más opiniones de Vicente Bau.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook