08 de febrero de 2019
08.02.2019
08/02/2019

Un genial Gameiro

Cuando parecía que el partido terminaba 2-1 legó la acción final y genial del encuentro acabando con un gol especial de Gameiro

08.02.2019 | 11:11
Un genial Gameiro

El golpe que le dieron el otro día en el ojo ha provocado que Gameiro vuelva a ser el de hace tiempo y un tanto suyo casi con el partido concluido permite al Valencia CF cosechar un 2-2 que le deja con clara ventaja para la vuelta. Cuando el Betis de puso con 2-0 en el marcador parecía que el sueño de la final se nos escapaba torpemente por dos corners muy mal defendidos por el Valencia y pese a jugar un buen encuentro daba la impresión que el sueño de la Copa se desvanecía. El juego del Valencia fue interesante y solo dos torpezas en defensa habían dado la ventaja inicial al Real Betis. La verdad es que en la primera parte el Valencia había conseguido evitar los ataques del Betis y daba la impresión que estaba en condiciones de sacar un buen resultado. Pero no fue así. Al final de la primera mitad el Valencia cedió un córner absurdo por parte de Gayà y mal secundado por Jaume y tras botar ese saque de esquina el Betis se fue con ventaja al descanso sin merecerlo. Tras el descanso, el Valencia continuó jugando bien pero el Betis se mostró más seguro. Y vino otro córner y en este caso el error del Valencia fue mayúsculo y Joaquín anotó de saque de esquina directo con un par de fallos garrafales por parte del Valencia. Es incomprensible que no hubiera nadie en el primer palo de la escuadra de Marcelino -luego tampoco- e incomprensible como se la tragó un Jaume que no está rindiendo al nivel esperado en esta Copa del Rey. Se la tragó el portero y a partir de ese instante todos pensamos que la final ya tiene dueño en el Villamarín. Pero no contábamos con la reacción del Valencia que anotó un gol vital por medio de Cheryshev ni con la entrada al campo de un Gameiro. Cuando parecía que el partido terminaba 2-1 legó la acción final y genial del encuentro acabando con un gol especial de Gameiro. La final está a la vuelta de la esquina.


Más opiniones de Vicente Bau.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook