21 de febrero de 2019
21.02.2019
21/02/2019

Una cervecita y tan amigos

El Valencia recibe a un Celtic acompañado por miles de seguidores

21.02.2019 | 12:21
Una cervecita y tan amigos

Es curioso el partido de esta tarde. Para los valencianistas es un duelo con poca historia y un morbo arrinconado por el contundente resultado en el partido de ida. Pero para los seguidores del histórico Celtic es otra cosa. Con casi todo perdido lo invaden todo y con una cervecita en la mano –bueno, una o dos o tres o...– han viajado a lo bestia a nuestra tierra con el agravante de que muchos de ellos se van a quedar fuera del estadio, carentes de entradas y de cobijo. Pero no se engañen. Para los seguidores del conjunto escocés un partido de fútbol en la vieja Europa es mucho más que un simple duelo. Viajan, beben, se ríen, animan...y todo lo contagian con una alegría fuera de lo común. Esa afición que hoy nos invade fue declarada como mejor afición de un equipo de fútbol y bueno sería que aprendiéramos de ellos en la forma natural y positiva de animar a su equipo. Sí, vale, doy casi por hecho que algunos de ellos se pasarán con la cervecita y montarán algún 'pollo' pero esos serán muy poquitos si lo comparamos con su forma de entender este deporte y con la alegría inconformista de acompañar a su equipo allá donde quiera que vaya. Yo, si les soy sincero, hoy casi que no me voy a fijar en el Valencia CF ni en la gente del Valencia CF. Confieso que me atraen los escoceses y que me voy a dejar arrastrar por su alegría natural. Ojo, vale, sí, me dejaré arrastrar pero obviamente en el partido en sí iré a muerte con el Valencia ponga Marcelino a quien ponga. Pero a una cervecita o dos voy a invitar descarado a algún grupo de hinchas forasteros que a buen seguro van a dar buena cuenta a cuanto barril les ponga por delante. Y yo espero que no haya ninguna bronca y que disfrutemos del fútbol y de todo lo que rodea al fútbol de una forma sana y si me apuran con cierta simpatía. En el partido de ida un grupo de valencianos estuvo allí y se llevaron una ovación cerrada de los seguidores del Celtic. Y eso es mucho si lo valoramos con el resultado final de cero a dos y en un estadio tan auténtico y genuino como el del Celtic. Por eso abogo por el buen rollo y la sonrisa. Al fin y al cabo para el Valencia es una especie de partido paréntesis entre la Liga y esa semifinal de Copa que nos espera a la vuelta de la esquina y donde nos jugamos ese pase a la final que esperan todos los seguidores valencianistas. Por todo eso el partido de hoy debe ser simplemente una fiesta para todos a los que nos gusta este deporte. Partidito, aplausos, choque de manos y a seguir con la dura rutina que nos aguarda a la vuelta de la esquina. Al fin y al cabo este deporte empezó siendo eso, una simple disputa amistosa entre dos bandos estimados. Y sí, hoy es un buen día para recuperar ese pasado amistoso y disfrutarlo.

Minutos para Kang In Lee

Reconozco que soy pesado y que insisto demasiadas veces en lo mismo. Pero que quieren que le haga, les escribo lo que siento y se lo hago saber sin ninguna autoridad para hacerlo, pero algo es algo aunque así en principio no sirva para nada. Miren, estimo que sería un buen regalo de cumpleaños darle hoy minutos a Kang in Lee ante los escoceses primero por que se lo merece y segundo para que sienta que sus 18 añitos sí son una edad suficiente como para jugar y triunfar en el Valencia e ir fraguando minutos en una carrera que tenemos paralizada y que sería bueno para todos, y dado el partido que es, que lo resolviéramos ya de una vez dándole cierta normalidad a su titularidad.


Más opiniones de Vicente Bau.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook