14 de marzo de 2019
14.03.2019
ÚLTIMA HORA
14/03/2019

Desde Rusia con amor... o eso espero

Un buen partido del Valencia CF logrando la clasificación para la siguiente fase otorgaría al equipo de Marcelino una fuerza y autoridad

14.03.2019 | 12:08
Desde Rusia con amor... o eso espero

Hoy jugamos cerca de la casa de Cheryshev -bueno, a unos 1.500 kilómetros de distancia más o menos- y nos jugamos mucho más de lo que la gente está imaginando estos días. Parece que este duelo sea un asunto menor y desde mi punto de vista un buen partido del Valencia CF logrando la clasificación para la siguiente fase otorgaría al equipo de Marcelino una fuerza y una autoridad descomunal para seguir pensando en cubrir los objetivos de aquí a final de temporada. Y piénsenlo bien, el desastre español en la Champions League deja abiertas todas las puertas para ser protagonistas en Europa, aunque con un duelo tan igualado por goles como el que tenemos por delante vamos a necesitar un buen Valencia CF de principio a fin para que el equipo no nos haga sufrir.

Yo no sé cómo se las va a ingeniar Marcelino para formar un equipo competitivo durante los noventa minutos. La ausencia de Parejo marca claramente el partido pero lo que sí sería fundamental es que la escuadra del Valencia, pese a lo largo y pesado de viaje, se deje de jugar al despiste y salga a por el partido desde el minuto uno. Ya lo vimos en Mestalla. Al principio parecía que nos los íbamos a comer con cierta facilidad y luego pasó todo lo contrario. En un visto y no visto pasamos de dominar el duelo apaciblemente a sufrir a lo bestia ante un Krasnodar que no nos va a regalar nada. Y a mi sí que me importa la Europa League.

Desconozco la razón por la que el partido de hoy no levanta excesivas preocupaciones en el valencianismo pero a mí eso me parece equivocado. Un resultado conveniente para el Valencia tendría un doble sentido para el equipo. Por un lado, obvio, con un resultado acorde a la categoría de un equipo como el nuestro seguiríamos adelante en la competición y eso es una buena noticia. Pero por el otro, y en este caso sí es ciertamente importante, un buen resultado daría alas para el Valencia CF en seguridad y confianza, lo que traducido al futuro eso significa que se cargarían bien las pilas para afrontar inmediatamente ese duelo contra el Getafe, que ya está calentando en sus medios afines el presidente de la escuadra azulona, en busca de esa victoria que otorgaría al Valencia el cartel de ser uno de los equipos señalados para conseguir al final de temporada una de esas añoradas plazas para disputar la Liga de Campeones la próxima campaña.

Y, por cierto, si eso sucede, esperemos que hagamos bien las cosas y nos toquen rivales más o menos asequibles. Piensen que la Juve y el Manchester United, nuestros rivales en la fase previa de este año, son dos de los pocos equipos que han logrado llegar a cuartos de final, a pesar de que el Valencia lo tuvo todo en su mano para hacer algo más en la fase de clasificación. Pero centrémonos en la Europa League y no nos despistemos del choque que tenemos esta tarde. Un buen resultado sería como una prima extra para el Valencia CF.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook