31 de julio de 2019
31.07.2019
31/07/2019

Un 10 para el valencianismo

Que siga Alemany es un triunfo de todos y de Peter Lim también

31.07.2019 | 12:22
Un 10 para el valencianismo

Pocos acontecimientos han movilizado al valencianismo hasta ahora con la misma lucidez y la misma paciencia que el posible despido o hipotética marcha de un tipo tan querido como Mateu Alemany. Hasta la fecha daba la impresión de que el Valencia caminaba por senderos apacibles y tranquilos. Incluso, tal como publiqué en su día, demasiado tranquilo en los despachos por alguna orden concreta dictada desde Singapur y que dejó a Alemany con el culo al aire y sin capacidad de movimiento. En toda esta trama, en todo lo que está sucediendo estos días, conviene ser prudente y aplaudir que al final las aguas vuelven a su cauce y todo el mundo ya conoce su papel dentro de este Valencia de Peter Lim. Y sobre lo que ha sucedido, sobre toda la movida que ha sacudido al valencianismo, hay que afirmar que ha sido el propio valencianismo el que ha tomado cartas en el asunto y de alguna manera ha provocado que las órdenes originarias que partían de Singapur hayan cambiado de forma tajante tras la cena del pasado lunes en Singapur, tal como contó ayer Paco Lloret, y al final Lim sí se ha dado cuenta de la que se le venía encima. Y para ser franco yo no pienso hacer un balance de vencedores y vencidos en este caso porque eso no conduce a nada bueno y aquí lo importante es el mañana, el inicio de Liga y el fichar a los tres o cuatro jugadores que sí te hacen falta para completar una plantilla realmente competitiva. Bueno, fichar cuatro y traspasar o ceder a muchos de los que ahora tenemos. Pero lo que es importante es abrir un paréntesis, pensar que todo ha pasado, y que es estupendo que pueda seguir Alemany, y de alguna forma también es positivo que el propio Alemany se de cuenta que en esta historia, la del Valencia, existe un tal Mendes que lo queramos o no es más importante para Peter Lim que cualquiera de los que andan por el Valencia. Así las cosas que siga Alemany, si sigue, es extraordinario, ofrece tranquilidad a Marcelino y a una plantilla que vive todo este follón alucinada -y esto no es nada bueno- y también sería interesante que el propio Alemany se ponga de alguna manera a las órdenes del dueño de la entidad, que no es otro que el que vive en Singapur llamado Peter Lim y que realmente es el dueño de este entramado llamado Valencia CF.

El papel de Murthy

Les voy a ser franco y les voy a ofrecer a pecho descubierto mi opinión sobre el papel que está jugando en toda esta movida la persona que figura como presidente de la entidad, pero que en el fondo es un simple e importante asalariado de un Peter Lim que lo vive todo desde la distancia. Y el tema es el siguiente y es fácil de entender. Murthy está aquí, vive lo que pasa aquí, siente en sus carnes lo que opina la gente de aquí, y todo ese sentimiento que se le ha revuelto en el estómago estos días se lo ha transmitido a Peter Lim para que afloje el 'tirón' que estaba pegando desde la distancia y convencerlo al final de que lo importante es el sentimiento del personal, del valencianismo, y eso parece que ha sabido conducirlo de forma sensacional. Por eso aplaudo a Anil y le pongo las medallas que sean necesarias. En este caso, en todo este follón, está jugando un papel fundamental y lo está sabiendo jugar bien. Y oigan, de igual forma que en su momento no hemos tenido dudas de llamar de todo a Murthy por su papelón en este extraño Valencia hoy toca es aplaudirle a lo bestia, se lo ha ganado a pulso.


Más opiniones de Vicente Bau

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook