29 de octubre de 2019
29.10.2019

La dura reválida de Celades

Hoy juega el Valencia y se la juega su entrenador en Mestalla

29.10.2019 | 23:09
La dura reválida de Celades

Hoy juega el Valencia en Mestalla y casi que se la juega un poquito más el propio Celades que tiene la obligación de revertir una situación complicada y donde las últimas protestas por la expulsión de Rodrigo parecen esconder un toque llamativo y ese toque es el mál juego del Valencia y mala dirección que ha tomado el Valencia en sus últimos partidos. Vale, sí, la expulsión es injuta, pero esa expulsión no nos debe engañar y no debe ocultar el verdadero mal rollo que se ha apoderado del Valencia y donde todos los ojos miran en estos momentos a un Celades que da la impresión de que ha perdido algo el norte en estos últimos partidos. Bueno, para ser sinceros, su 'norte' no ha estado claro en ningún momento -cambios de táctica llamativos incluso en un mismo partido-, pero es en estos instantes y ante un duro y conocido rival como el Sevilla donde Mestalla aguarda con cara de estar un poquito hasta las narices de tanto desvarío. Y la solución en el fondo es fácil y sencilla.

Juegan un buen partido, no te disparan a puerta veintitantas veces, logras un par de goles de ventaja y comenzamos todos a caminar pensando en un luminoso objetivo y le damos un voto de confianza a Celades... pero eso sí, se lo tiene que ganar con todas las de la ley, gratis a nadie se le regala nada en este Valencia extraño. Y este duelo, antaño una pugna épica entre dos rivales que sí se han pillado animadversión en los últimos tiempos, agrupa todo el morbo del mundo y lleva consigo una importante eliminatoria de algunos jugadores del Valencia que hasta la fecha parecían intocables. Perdemos, así de golpe y porrazo a Cheryshev, Rodrigo y Gameiro -este último alertado por un problema que hasta última hora a mantenio la duda- y especialmente lo que sí que estamos perdiendo no es este o aquel jugador, lo más grave es que el Valencia en estos instantes es un equipo irreconocible. No juega a nada claro y no logra resultados satisfactorios, lo que de por sí, constituye un grave poblema para el grupo al que debemos añadir al máximo accionista de esta mercantil que ha ejecutado muchos movimientos extraños en las últimas fechas.

Ahora bien, el Valencia está por encima de todo. Está por encima de entrenadores despitados o de propietarios absurdamente tomando decisiones extrañas. No, el Valencia es mucho más que eso y yo por eso pido y vuelvo a pedir que aunque no lo merezcan Mestalla sea una caldera -caldera deportiva por supuesto- para el equipo hispalense y se vuelque en animar a los suyos que andan medianamemnte despistados en cuando a juego. Si logramos ese aspecto emotivo en las gradas de nuestro viejo coliseo quedará grabado un mensaje para los propios jugadores -sean lo que sean- imposible de olvidar. Los pitos, la bronca, la desesperacion del personal, debe guardar a que el árbitro indique el final del duelo. Si lo hacemos de otra forma le estaremos dando ventaja al Sevilla desde antes que el árbitro señale el prinpicio del encuento. Y eso es muy grave para un Valencia tan superficial como este. Apoyo a lo bestia, y ojalá comencemos ya a caminar con fundamento.

Y lo de Rodrigo

Que el Valencia haya presentado alegaciones por la expulsión de Rodrigo a mi me parece que por primera vez se ha actuado con conocimiento y protestando y reclamando algo que sí te pertenece. Lo de Rodrigo para mi es injusto y el árbitro no consultó nada a nadie.

Más artículos de opinión de Vicente Bau, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook