30 de noviembre de 2019
30.11.2019

Con el espíritu de Gayà

Lo que necesita Rodrigo hoy es el aplauso de todo Mestalla

30.11.2019 | 14:37
Con el espíritu de Gayà

Tengo la imagen de Gayà tumbado sobre el césped al final del partido contra el Chelsea y no se me borra de la cabeza. Y ese espíritu luchador y guerrero -con fallos, sí, es cierto- es lo que necesita el Valencia CF hoy frente al Villarreal si quiere sacar el partido adelante y seguir soñando en que todo es posible durante la actual temporada. Lo que sí tengo claro es que confío en que el Valencia CF intente resolver pronto este duelo. Le doy de nuevo vueltas a la imagen de Gayà y presiento que en la segunda parte ante el equipo amarillo el Valencia CF puede pegar un bajón físico importante. El esfuerzo del miércoles pasa factura y la mejor forma de combatirlo es tener de entrada todo el acierto que te abandonó durante todo el encuentro en el duelo de Champions.

Confío en Rodrigo

Estoy leyendo críticas muy duras contra Rodrigo por sus errores ante el Chelsea y no estoy nada de acuerdo con ellas. Rodrigo falló ocasiones claras, pero por eso ni a él ni a nadie hay que matarlo con antelación. Yo espero que ante el Villarreal se lleve el aplauso de Mestalla y si puede ser que marque uno de los goles para la escuadra de Celades. Los futbolistas, sea quién sea, son persona humanas y tienen sus momentos altos y bajos. Y no por eso hay que dilapidar a nadie, más bien al contrario. Rodrigo -e incluso Maxi Gómez- necesita la ovación de Mestalla como cualquier persona en cualquier ámbito de la vida necesita el apoyo de todos cuando las cartas vienen mal dadas. Y en este caso, dando calor a Rodrigo y a Maxi durante todo el partido será más probable que se entonen y hagan disfrutar a una afición que se merece una victoria. Recuerden que ante el Chelsea empató el Valencia... pero empató también todo Mestalla.

Y vuelvo al principio

Regreso a Gayà y valoro su desmayo por todo lo que representa para un futbolista y para un jugador de fútbol. El esfuerzo fue tremendo para derrotar al Chelsea y solo la mala fortuna en el ataque impidió que ese desmayo de Gayà al final fuera de alguna forma una imagen adorable del esfuerzo del equipo. Un Valencia CF así, luchador y casi infatigable, es lo que necesitamos en todas las competiciones. Puedes ganar, empatar o perder cualquier duelo, pero si eso se representa con una imagen como la de Gayà, tumbado en el césped mareado por el esfuerzo, no merece otra cosa que el aplauso y el reconocimiento por el trabajo desempeñado. Acertar es otra cosa. De eso vive el fútbol, de lo improvisto. Y en el caso de la Champions ese imprevisto lo debe curar el Valencia ante el Villarreal.

Los Roig a escena

Y francamente, pienso en todo lo que tenemos por delante este fin de semana y no puedo evitar que me vengan a la cabeza la imagen de los hermanos Roig luchando cada uno en su faceta, pero dando la cara en todo momento. Al fútbol se enfrentan el equipo que presidió un tipo tan curioso como Paco Roig contra una escuadra revalorizada y puesta en el firmamento del fútbol como representa el Villarreal de Fernando Roig. Y justo un día después, algo siempre destacable, vamos a asistir en Valencia al modus operandi del pequeño de los Roig, en este caso hablo naturalmente de Juan, con un maratón delicioso y con un mensaje para todos los valencianos inequívoco. Haciendo deporte, corriendo, te haces un favor a ti mismo. Te encuentras mejor, eres mejor persona y eso es impagable para los demás. Así pues, con cariño eso sí, tenemos un fin de semana marcado por la imagen de los Roig. Y sí, pese a todo, yo soy seguidor del equipo de un tipo de Singapur. La vida es así, da mil vueltas.

Más opiniones de Vicente Bau

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook