25 de julio de 2020
25.07.2020
Superdeporte
25/07/2020

Vamos a pensar en positivo con Javi Gracia

Estoy harto de tristezas y me pongo en manos del nuevo entrenador

25.07.2020 | 17:25
Vamos a pensar en positivo con Javi Gracia

El valencianismo está triste y profundamente desalineado con Peter Lim y todas sus raretas campañas. Si te das una vuelta por las redes sociales, una vueltecita para observar por dónde van los tiros, te darás cuenta de que en verdad sí que hay tiros y todos apuntan a Singapur y a la forma que tiene Peter Lim de dirigir el Valencia. Y el personal sí tiene razón con su cabreo, pero yo hoy les voy a pedir que hagan un esfuerzo supremo para intentar ver el futuro con un color distinto al negro. Y que pensemos de esta manera en el nuevo entrenador, Javi Gracia, que necesitará el apoyo de todos nosotros para hacerse fuerte en Singapur y que le dejen trabajar con cierta normalidad.

Gracia sí sabe
Lo primero que les voy a contar parece un poco oportunista por mi parte, pero les aseguro que mi planteamiento nace sin hacer la pelota a nadie y sí procurando analizar todo lo que puede dar de sí el nuevo entrenador. Personalmente no le conozco, pero obviamente sí sé de él y de su trabajo. Me he puesto en contacto con algunos especialistas de estos del fútbol, para que me informen sin pasión, simplemente dándome una visión objetiva de quién es el nuevo entrenador del Valencia y de cómo trabaja el nuevo entrenador del Valencia.

Todos positivos
Y les voy a ser franco y sincero. Yo sobre Gracia siempre he tenido una opinión positiva, pero escasamente documentada. Ahora bien, les voy a resumir todos los que en teoría -y sí, es en teoría simplemente, pero yo me fío de esa teoría- apuestan por Gracia como un técnico preparado y de futuro. Y todos ellos, sin nadie contrario a la opinión general, me hablan de cine de él y me afirman que es un trabajador realmente notable en su función como entrenador.

La única pega
Bueno, sí, les voy a ser sincero y a explicarles el único miedo que yo veo en dicha operación que acaba de desarrollar Peter Lim. Gracia llega a un club especial repleto de intereses raretes y de decisiones más extrañas todavía. Es complicado, la verdad, e invita a desconfiar en que todo vaya bien. Pero, con dudas o sin ellas, yo me pongo en manos de Javi Gracia y le deseo que todo le salga bien en este rarete Valencia. En el fondo, si Gracia triunfa, también estaremos triunfando todos los que llevamos en el corazón los colores del Valencia. Y ojalá todo sea así. Necesitamos normalidad con urgencia y Gracia está capacitado para devolvérnosla.

Más artículos de opinión de Vicente Bau, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook