13 de agosto de 2020
13.08.2020
Superdeporte
13/08/2020

Meriton nos está amargando el agosto

El futuro del Valencia empieza a dar pánico ante la nefasta gestión de la propiedad

13.08.2020 | 12:23
Meriton nos está amargando el agosto

No le den muchas más vueltas. El Valencia se despedaza por culpa de una nefasta gestión de Meriton y lo cierto es que el final de esta historia, pese a los movimientos del valencianismo por detener tan mala gestión y tanto disparate, huele francamente mal y se intuye un futuro complicado si llevas al Valencia en el corazón. Estamos en agosto, un mes tradicionalmente agradable por estas tierras y el personal en lugar de disfrutar anda de los nervios y con una depresión a flor de piel que llama la atención.

Parejo en el recuerdo
Era el capitán del Valencia y por culpa del propio Valencia hoy en día es un futbolista del Villarreal recién aterrizado. El Valencia pierde a su último capitán de una forma sorprendente y casi indigna. No lo ha reemplazado, no, el señor Murthy ha preferido regalar a Parejo al club amarillo de Villarreal. El disparate no puede ser justificado de ninguna de las maneras. Piensen ustedes si a lo largo de la historia ha pasado algo semejante en algún club español y se darán cuenta de que no. Nadie regala a su capitán y lo insulta como ha realizado el Valencia. El disparate no hay por donde pillarlo y el problema es que esto huele mal de cara al futuro.

En plenas vacaciones
Los valencianistas que tengan la suerte de trabajar y todos los que sientan a este club de manera especial, trabajen o no en estos momentos, están viviendo un agosto francamente imposible de olvidar a lo largo de la historia. Nunca el Valencia había dado una imagen tan lamentable ni había sacado de los nervios a sus propios aficionados. El fútbol europeo, el español, el valenciano, vive de los fichajes en su época estival y eso provoca la ilusión entre los aficionados. Aquí es justo al revés. De la tranquilidad veraniega hemos pasado a un agobio evidente de difícil consumo si te gusta este deporte.

El pasado y el futuro
La culpa de todo lo que está sucediendo evidentemente es de Peter Lim por su forma terrorífica de mandar en nuestro Valencia. Y junto a Lim tristemente debemos señalar a todos esos valencianos que dirigieron de pena la entidad y provocaron que al final este club pasara a manos de un tipo de Singapur que en esto del fútbol ha perdido los papeles. El futuro es una incógnita, pero tiene pinta de que va a ser complicado. Nosotros, los valencianistas de corazón, a estas alturas solo sabemos que sí, que este agosto es muy complicado.

Más artículos de opinión de Vicente Bau, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook