06 de julio de 2018
06.07.2018
Consejos

Cómo dormir sin calor ni aire acondicionado

Trucos para descansar sin problemas ahora que empiezan a subir las temperaturas

06.07.2018 | 10:57

Una vez comienza a apretar el calor, llegan los dramas a la hora de dormir por el sudor y el bochorno nocturno. Además, según informa el INE, poco más del 35% de las viviendas españolas tiene aire acondicionado, por lo que las altas temperaturas se hacen mucho menos llevaderas. Sin embargo, existen varios trucos que pueden ayudar a combatir las noches de insomnio debido a la subida del termómetro.

Olvidarse del agua fría


Fuente: GETTY IMAGES

Pese a parecer una buena forma para combatir el calor, los expertos no lo recomiendan. El Instituto Biológico de Madrid advierte que ducharse con agua fría reactiva el organismo y el gasto energético, generando que suba la temperatura corporal. Lo recomendable sería usar agua templada antes de irse a dormir.

Gazpacho todo el verano


Fuente: GETTY IMAGES

La comida también es un factor a tener en cuenta. La digestión de todos los platos que se comen en caliente, sopas o estofados por ejemplo, produce una subida de temperatura corporal. Uno de los alimentos que más se recomienda consumir en verano es el gazpacho, el cual los expertos lo califican como ligero e hidratante.

Cambiar de sábanas


Fuente: GETTY IMAGES

Otro de los elementos claves para conciliar el sueño son las sábanas. El uso de materiales naturales es el recomendado, ya que son más transpirables que los tejidos hechos con poliéster. En este caso, el algodón sería un material a tener en cuenta a la hora de cambiar las sábanas.

Pijama cómodo


Fuente: GETTY IMAGES

A la hora de vestirse para irse a dormir hay que priorizar la comodidad del pijama. Al igual que las sábanas, hay que tener en cuenta los tejidos hechos con materiales naturales. También es importante que la prenda no apriete ni se quede pegada a la piel. El Centro de Prevención y Control de Enfermedades de EE.UU. sugiere el uso de modelos anchos para irse a la cama.

Bajar las persianas


Fuente: GETTY IMAGES

Todos los trucos no servirían de nada si durante el día dejamos que el calor entre al hogar. Por ello, es importante dejar las persianas bajadas a lo largo del día, sobre todo cuando el sol da a la casa. En caso de querer descender la temperatura de noche existen ideas innovadoras como colocar sábanas mojadas en la ventana de la habitación o usar un ventilador contra el calor que entra.

Aléjate de tu pareja


Fuente: GETTY IMAGES

Si duermes en pareja, con el calor es mejor evitar los típicos mimos y olvidarse de estar abrazados durante la noche. El contacto físico produce una subida en la temperatura corporal, por lo que lo mejor es o dormir a solas, o controlar la postura para que no haya roces a lo largo de la noche.

Aire helado


Fuente: GETTY IMAGES

Colocar hielo delante del ventilador parece una técnica poco innovadora, pero parece ser que funciona, ya que el aire fluye mucho más frío. Lo malo es que la probabilidad de que el hielo se derrita durante la noche es grande. Además, en caso de tener un ventilador de techo, una medida útil es hacer que gire el sentido contrario a las agujas del reloj. De esa forma, el aire caliente acumulado en el área superior de la habitación no descenderá a la cama.

Desconecta del portátil


Fuente: GETTY IMAGES

Como bien sabrás, los ordenadores portátiles se calientan, por lo que no es recomendable ponérselo encima al irse a dormir o permanecer cerca al usarlo de noche. Por eso, en verano sería mejor idea desconectar del portátil para no pasar calor y poder conciliar el sueño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook