26 de enero de 2020
26.01.2020
Estudio

Tener autonomía en el trabajo reduce el riesgo de lumbalgia

La carga de trabajo o el control de un superior contribuyen al desarrollo de esta dolencia

26.01.2020 | 08:44
La autonomía laboral afecta a la lumbalgia.

Investigadores de la Universidad Técnica de Dresde (Alemania) han demostrado que las áreas psicosociales de la vida laboral, como la carga de trabajo o el control de un superior contribuyen de manera significativa al desarrollo de la lumbalgia.

En todo el mundo, más del 23 por ciento de la población sufre de dolor lumbar crónico. Esto hace que sea el trastorno de dolor crónico más prevalente, asociado con inmensos costes económicos para los sistemas sanitarios. Los problemas suelen atribuirse a riesgos en el lugar de trabajo, pero suelen estar relacionados con factores físicos como una postura incorrecta o permanecer demasiado tiempo sentados.

En este meta-análisis, el equipo de investigadores sintetizó más de 19.000 conjuntos de datos de 18 estudios que investigaban las asociaciones entre las áreas psicosociales de la vida laboral y la lumbalgia. Los resultados revelaron evidencias científicas sólidas de una asociación entre las exposiciones a los factores de riesgo psicosociales relacionados con el trabajo y el dolor lumbar crónico.

"Las personas con una carga de trabajo elevada sufrieron con mayor frecuencia de dolor lumbar crónico. Los empleados con mayor control del trabajo se vieron menos afectados. También se demostró que el dolor de espalda era menor cuando las personas recibían apoyo social en el trabajo por parte de sus superiores y colegas", explica la psicóloga social, Anne Tomaschek, una de las autoras de la investigación.

Según otra de las responsables del trabajo, Denise Dörfel, los datos de este estudio "proporcionan una base importante para el desarrollo de programas de prevención". "En vista de la creciente carga y los altos costes de la lumbalgia para las personas, los empleadores y la sociedad, este meta-análisis proporciona importantes conocimientos para la salud pública y la gestión de los recursos humanos. Un rediseño de las condiciones de trabajo podría reducir el absentismo laboral relacionado con el dolor. Pausas flexibles, más autonomía en la programación del trabajo, todo ello reduce la carga de trabajo...", concluye la experta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook