01 de diciembre de 2020
01.12.2020
Superdeporte
Enfermedades

La identificación de una proteína, gran avance contra la diabetes

El hallazgo observa una opción de replicar las células del páncreas cuyo déficit causa el problema

01.12.2020 | 17:36
Una enferma de diabetes.

Investigadores del Hospital Clínic-IDIBAPS, con sede en Barcelona, han identificado una proteína presente en la sangre joven que estimula la replicación de las células beta pancreáticas adultas, cuyo déficit causa la diabetes.

El estudio, que publica la revista 'Nature Communications', lo ha coordinado Rosa Gasa y Ramon Gomis, miembros del grupo de Investigación traslacional en diabetes, lípidos y obesidad que dirige Josep Vidal, mientras que la primera firmante del estudio es la investigadora del CIBERDEM en el IDIBAPS Rebeca Fernández-Ruiz.

La diabetes se caracteriza por un déficit total (tipo 1) o relativo (tipo 2) de células beta pancreáticas, así que uno de los posibles tratamientos futuros es regenerar la masa de células beta mediante la estimulación de la replicación de las células beta remanentes.

Según los investigadores, esta estrategia requiere identificar moléculas que puedan promover la expansión de las células beta adultas, las cuales, en situaciones fisiológicas normales, presentan una tasa de replicación baja.

Por el contrario, la capacidad replicativa de estas células es alta durante etapas iniciales de la vida posnatal (primeras dos semanas en ratón y primer año de vida en humanos).

Para identificar factores circulantes responsables de esta diferencia, los investigadores compararon la sangre de ratones de dos semanas con la sangre de ratones adultos e identificaron la proteína Wisp1 como uno de los factores predominantes en sangre de ratón joven.

El trabajo muestra que la proteína Wisp1 estimula la proliferación de células beta adultas de ratón y humanas tanto en condiciones in vivo como in vitro, por lo que los investigadores apuntan que este hallazgo, que se corroboró en humanos, demuestra que la sangre joven puede ser una fuente importante de factores regeneradores de células beta.

El estudio ha sido financiado por el Instituto de Salud Carlos III (cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo (FEDER) de la Unión Europea, por el Programa CERCA de la Generalitat de Cataluña, por la Asociación Española de Diabetes y por la Cátedra Astra-Zeneca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook