21 de diciembre de 2018
21.12.2018

Cómo hacerte fotos de carnet con tu propio móvil

Algunas apps te ofrecen herramientas para lograr un resultado óptimo para documentos oficiales

21.12.2018 | 11:33
Cómo hacerte fotos de carnet con tu propio móvil.

Mucha gente aprovecha las vacaciones para hacer gestiones pendientes como renovar el permiso de circulación, el DNI, el pasaporte... Pero hacerse fotos de carnet suele ser una de esas tareas para las que nunca encontramos un hueco.

Por ello, poder realizarlas desde el propio smartphone agiliza mucho todo el proceso siempre y cuando se hagan de una forma óptima. Aplicaciones de iOS y Android permiten hacer y editar tus selfies para que sean admitidos como documento gráfico a la hora de poner en orden tus documentos personales.


¿Qué aplicaciones sirven para hacer fotos de carnet?

Si eres usuario de iOS puedes descargarte la aplicación Fotografía para Pasaporte (iOS); si eres de Android, puedes utilizar la app Passport ID Photo Maker Studio. Ambas disponen de herramientas de recorte y edición, así como una silueta donde colocarte para hacer tu propia foto de carnet con el móvil.

Además, puedes escoger plantillas con las medidas de las imágenes requeridas en los documentos oficiales de múltiples países, entre los que se encuentra España. También cuentan con editor de color para corregir las sombras y contrastes de la fotografía. Se trata de un proceso sencillo y bastante intuitivo que facilita la obtención de las imágenes para el carnet.

Así se utiliza el Passport ID Photo Maker Studio


¿Cómo debes hacerte fotos de carnet con el móvil?


Para que las fotografías que te saques sean admitidas en cualquier organismo oficial, primero tienes que tener claro los requisitos que se piden en las imágenes del DNI, del pasaporte y del carnet de conducir.

  • Fotogafía reciente en color del rostro
  • Tamaño: 32 por 26 milímetros
  • Fondo uniforme, liso y clara
  • Fotografía frontal con la cabeza descubierta, sin gafas de cristales oscuras, pañuelos, gorras, etc.


Elije un fondo de pared blanco o claro que pueda ser fácilmente retocado con los programas de edición, mira a cámara frontalmente y evita poner cualquier pose.

Cuando dispongas de tu fotografía, deberás recortarla con las medias oficiales utilizando cualquier aplicación de edición de imágenes.

El último paso es imprimir las imágenes. Si no dispones de impresora Wi-Fi, guarda el archivo en un pen drive y acude a cualquier establecimiento con la o bien, dirígete a los clásicos kioskos de impresión de fotografías utilizando el Bluetooth.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook