Una vez más, la violencia entre aficionados se hace un hueco tras un partido de la Eurocopa.