Lo confirma hoy un medio de comunicación inglés: Mesut Özil, jugador del Arsenal, es uno de los tres integrantes del club que no están dispuestos a aceptar la rebaja salarial del 12,5% que el Arsenal ha pactado con el primer equipo. El mediapunta del club inglés, que gana 400 mil euros a la semana, ha dejado claro que no descarta bajarse el sueldo en un futuro, pero que habrá que esperar a ver las consecuencias económicas reales que deja esta crisis sanitaria.