Tensión entre los aficionados y los jugadores a las puertas del Ciutat. Varios aficionados del Levante UD esperaron a los suyos tras la durísima derrota frente al Villarreal. La indignación es total. El equipo cierra la primera vuelta como colista con 8 puntos y 41 goles encajados en 19 partidos, a más de dos por encuentro. Así difícilmente logrará el equipo el objetivo. Es más, por mucho que reaccione es ya verdaderamente complicado levantar la situación de un equipo que tiene pie y medio en Segunda.

Y la afición lo sabe. Por eso a Melero le cantaron con fuerza "esta camiseta, no la merecéis" mientras hablaba con la periodista Cristina Bea para Movistar. Una treintena de aficionados, ubicados en la zona visitante, se dirigió al equipo con cánticos para rechazar la nefasta situación deportiva que atraviesa el equipo. Pero la tensión fue a más a las afueras del campo. Todos ellos esperaron al autobús con gritos de "mercenarios" y "Levante somos nosotros"; "dad la cara al menos". Por si fuera poco, las redes sociales fueron caldo de cultivo para una quedada en las puertas del Ciutat para esperar al autobús e increpar a los jugadores.

Postigo y los capitanes intentan apaciguar los ánimos Rafa Esteve

Postigo y los capitanes del Levante UD (Roger y Coke), fueron quienes se pararon para hablar con los aficionados y aguantar el chaparrón con todo el temple posible.