Las imágenes recogidas por Movistar TV tras el GP de Malasia, y emitidas por el programa 'Paddock Club', son claras. El entorno del italiano protagonizó una actuación sucia y nada deportiva. Cuando aún no había terminado la carrera Maurizio Vitali, responsable de los los cascos AGV de Valentino, irrumpió de muy malas maneras en el box del Repsol Honda y Emilio Alzamora le echó como pudo, con la ayuda del hermano de Marc, Álex.