Alcácer inaugura su cuenta roja