Unai Emery, entrenador del Valencia, admitió que su equipo no estuvo lo bien que le hubiera gustado ante el Sporting, y lo achacó a varios motivos. También vio cosas positivas, como la mayor seguridad defensiva.