El filial valencianista ha sumado tres nuevos puntos y continúa inmerso en la lucha por la permanencia. Ante el Manacor, conjunto ya descendido, con los goles de Carles Gil y Salva Ruíz, los de Ventosa volvieron a ganar en casa, en un encuentro muy trabado, bronco y duro. Los visitantes terminaron jugando con cuatro hombres menos, mientras los nuestros fueron a por el triunfo y gozaron de múltiples ocasiones para marcar, sobre todo en el segundo tiempo. La renta se antojó escasa, como retrató el mister en la rueda de prensa posterior.