Cisco Fran comenzó a acariciar las cuerdas de su guitarra y brotó la dulce melodía de una canción que conmemora el partido en el que el Valencia CF se proclamó campeón en el 71. «En Sarriá los corazones se pararon hasta saber que la liga es nuestra ya» dice la letra que evoca aquel 18 de abril. Mucho tiempo después, concretamente 48 años pero esta vez en Mestalla, los corazones se volvieron a parar.