Dani Parejo tuvo que retirarse en camilla del amistoso entre Villarreal y Levante tras notar un pinchazo en el gemelo en los primeros minutos. El exfutbolista del Valencia hizo saltar las alarmas ante la imagen en la que se retiró del terreno de juego. Se trataba de una simple acción para intentar recuperar una pelota, pero terminó dolorido y, tras ser atendido por los doctores, tuvieron que ayudarle a tumbarse en la camilla con una bolsa de hielo en el gemelo derecho. Manu Morlanes ocupó su lugar en el verde.

Era el minuto 18 cuando el organizador tuvo que retirarse del encuentro y aunque el club no ha comunicado por el momento las causas y el alcance de la lesión, la cara de preocupación de Unai Emery era evidente, ya que quedan menos de dos semanas para que Villarreal y Chelsea se midan en la final de la Supercopa de Europa (11 de agosto) en el National Football Stadium at Windsor Park de Belfast.

Por si fuera poco, los amarillos recibirán al Granada en La Cerámica el día 16 de agosto y visitará el RCDE Stadium para medirse al recién ascendido Espanyol el 21.