Francis Coquelin se pasó por los micros de los medios oficiales del Villarreal para contestar una serie de preguntas sobre la actualidad del equipo y la ilusión que desata jugar esta edición de la Champions Legaue.

El francés ya disputó la máxima competición europea con el Arsenal y el Valencia, y ahora lo hará vestido de amarillo, "jugar la Champions es muy especial y hacerlo con el Villarreal también es especial para mí. El año pasado hicimos un buen papel en la Europa League y ahora nos toca este gran reto", aseguró.

Su rival, la Atalanta, es un equipo con grandes condiciones y que en las últimas temporadas ha hecho un muy buen papel en Italia. El jugador ya se cruzó con el conjunto bergamasco con el Valencia, y tras caer derrotado en un estadio vacío el jugador tiene hambre de revancha, "este año tenemos la ilusión de hacer una buena campaña en la Champions League con el público, que nos va a ayudar mucho, y estamos preparados. Con ellos, el fútbol es otro. Nos dan energía y nos empujan", remarcó.

Coquelin ve una plantilla muy competitiva para hacer grandes cosas a nivel nacional e internacional, y postula el objetivo en LaLiga de nuevo en Europa. También habló a nivel individual, sobre todo del panorama de las lesiones que tanto frustran al francés y que el pasado curso tuvo que lidiar gran parte del tiempo con ellas, "el año pasado tuve muchas lesiones. He empezado sin lesiones, a poder disfrutar de minutos y a ayudar al equipo al máximo", sentenció el mediocentro.