El primero en Primera. El Villarreal consiguió su primer triunfo en la máxima categoría al superar por la mínima al Eibar en un encuentro equilibrado e intenso. El gol se hizo esperar pero el tanto de Sheila, en el minuto 87’ dejó los tres puntos en el Mini Estadi para firmar una victoria para la historia.

Los primeros minutos no tuvieron un dominador claro sobre el cuidado terreno de juego del Mini Estadi, el equilibrio reinó en un encuentro con pocas ocasiones claras de gol y, eso sí, mucha intensidad. Y es que la primera acción de verdadero peligro no llegó hasta el minuto 24, cuando María Llompart, en una falta lejana sin aparente peligro, trató de sorprender a Elena De Toro, que respondió poniendo la manopla y enviando el cuero a córner.

Poco a poco las guipuzcoanas comenzaron a jugar más en campo contrario aunque tampoco fueron capaces de poner en excesivos aprietos a la portera grogueta. Por su parte, el equipo de Sara Monforte, que terminó bien primer acto, apenas protagonizó una oportunidad de gol en la primera media hora, en las botas de Ainoa tras una asistencia de Sara Medina. Pero la más clara llegó al borde del descanso, cuando Belén, tras una jugada de Estefa, estuvo cerca de inaugurar el marcador, pero una defensa azulgrana sacó el balón en la misma línea de gol.

En la reanudación el Submarino salió con fuerza renovadas y Belén rondó el 1-0, pero su remate, al primer palo, lo rechazó la meta Malena. Sara Monforte buscaba una chispa más y también más presencia ofensiva y movió ficha metiendo a Cienfu y a Sheila. Pero las jugadoras groguetes que llevaban más peligro eran Tere y Belén, ambas completaron una buena combinación que se saldó con una asistencia de la primera y un remate en el segundo palo de la segunda que no encontró portería por muy poco. 

Euforia final

Ya en la recta final, Sara Monforte sacó a Aixa, que redebutó con la zamarra amarilla, en esta ocasión en la máxima categoría. Parecía que el partido concluiría con el empate inicial, como en Huelva. Pero no iba a ser así en esta ocasión. Faltaban tres minutos para el 90’ y entonces apareció Sheila, la máxima goleadora de la temporada del ascenso, que sorprendió a la portera rival con una magistral vaselina. 

Y pudo caer el segundo, con un trallazo de Aixa Salvador desde lejos que lo sacaron entre el travesaño y la cancerbera vasca. Pero el triunfo no dejaría de tener su épica, pues en el descuento Elena De Toro salvó los tres puntos con una parada antológica a un remate de Míriam Rodríguez. El Villarreal ya saborea sus primeros triunfos en la élite y sigue sin encajar ningún en sus primeros 180 minutos en la máxima categoría.