Manu Trigueros analizó el choque de Liga de Campeones entre Villarreal y Atalanta en el Estadio de la Cerámica, a tan solo poco más de un día para la gran cita. El manchego es sabedor del equipo al que se enfrentan, pero confía en los suyos, "nosotros sabemos que si estamos al 100% cada uno somos un rival muy difícil de batir, somos un gran equipo que se conoce muy bien".

La clave para el '14' está en comenzar la competición con una victoria ante su afición, "es muy importante empezar con los tres puntos. Es un grupo muy abierto y sabemos que hasta el final de la fase de grupos no se decidirá nada. Es un partido muy importante", añadió.

Aunque el Young Boys quedaría a priori como un equipo inferior a Villarreal, Manchester United y Atalanta, Morlanes no se moja ante un "grupo complicado", "en el fútbol nunca se sabe. El Young Boys ha dado mucha guerra en los últimos años en Europa y el Manchester United también es un rival muy importante. Va a estar muy abierto hasta el final. Queremos hacernos muy fuertes este año en casa y queremos empezar a hacerlo mañana", remarcó el 'groguet'.

La ilusión el la plantilla: intacta. El jugador jugará sus primeros minutos en la Champions, "tenemos sensaciones muy bonitas de jugar esta competición. Después de muchos años aquí en Villarreal, he jugado Europa League pero nunca una fase de grupos de la Champions League. No haber jugado el fin de semana te da cosas y te quita otras. Hemos preparado bien el partido, conocemos el rival y llegamos con las garantías de hacer un gran partido. Hay muchas ganas, ilusión y motivación por este torneo", sentenció el mediocentro.