Yeremi Pino ha hecho historia con el Villarreal. Tras disputar el pasado martes el primer partido del submarino en esta edición de la Champions, el atacante se convirtió en el jugador más joven en disputar un partido de la máxima competición europea con el conjunto 'groguet'. Tan solo 18 años, 10 meses y 2 días le bastaron al canario, superando así a Xisco Nadal, que era el que hasta el momento se encontraba en la cabeza del ranking con 19 años, 4 meses y 24 días, en un partido frente al Manchester United en Old Trafford.

En los últimos años, el jugador ha dado un salto importante de calidad y se ha hecho un hueco en el primer equipo de Unai Emery. La pasada campaña debutó en la Primera División Española de la mano del técnico vasco, y desde entonces no ha vuelto ha disputar un partido en las categorías inferiores. Actualmente es, sin duda, el jugador con mayor proyección de la entidad 'grogueta'.