Luis García Plaza, técnico del RCD Mallorca, se reencuentra este fin de semana con el Villarreal CF, club en el que cumplió una efímera etapa en la campaña 18/19. El técnico, de hecho, no ha tenido reparos posteriormente en asegurar que en su etapa en el club tan solo le faltó "tiempo" ya que fue destituido tras dirigir apenas seis partidos al conjunto groguet que se saldaron con dos derrotas y cuatro empates: “Ese equipo se iba a salvar. Tenía buen equipo, buenos jugadores y un buen vestuario, con jugadores súper comprometidos. Ese año tocaba sufrir porque de mi trabajo no falló nada. Faltó nada más que tiempo, yo no me puedo reprochar nada”.

Fue en una charla telemática organizada por FFCV durante la pandemia donde el técnico, que la pasada campaña logró un brillante ascenso con el RCD Mallorca a LaLiga Santander, dejó claro su punto de vista. Luis García sustituyó a Javi Calleja el 10 de diciembre de 2018 y fue despedido apenas mes y medio después, y aunque dejó claro que no tiene “ningún reproche” en referencia a los Roig, dejó una frase que denotaba su malestar: “Que hubieran dejado a Javi Calleja. Es una época muy extraña de mi vida, casi no me siento ni entrenador del Villarreal”.