El filial del submarino amarillo superó con convicción al Costa Brava cuajando un partido sobresaliente. Los de Miguel Álvarez no sufrieron ningún sobresalto en todo el transcurso del partido y lo dominaron de principio a fin. Los tres puntos se quedaron en el ‘Mini Estadi’ gracias a los goles de Nikita en el primer tiempo, y Dani Tasende en el tramo final del enfrentamiento. Esta victoria supone la cuarta del cuadro amarillo en cinco partidos y le mantiene como líder en solitario de Primera RFEF por delante del Atlético Baleares. 

Desde que la árbitra Marta Huerta indicó el inicio del encuentro, el Villarreal se hizo dueño y señor del mismo y sometieron al rival. En el minuto 23 llegó el primer tanto amarillo por mediación de Nikita, que no desaprovechó una magnífica asistencia de Sergio Lozano. El ruso, que estrenaba titularidad en el equipo de Sergio Álvarez, dribló al portero y envió el balón al fondo de la red.

Un calco de la primera fue la segunda parte. El equipo groguet salieron a por el segundo gol con mucho ímpetu y se mostraron muy sólidos en defensa, ahogando cualquier intento del Costa Brava de acercarse a la portería local. El Villarreal disfrutó durante todo el periodo de oportunidades para ampliar distancias pero se toparon una y otra vez con Marcos, el guardameta visitante que realizó un partido destacado. No reinó la tranquilidad en el Mini Estadi hasta que en el minuto 89 Dani Tasende puso en segundo tanto en el marcador. El defensa gallego convirtió un libre directo gracias a un potentísimo disparo que, en esta ocasión, sí sorprendió al guardameta.

Nueva victoria del Villarreal B que sigue convenciendo en este inicio de temporada, aún invicto y con la cuarta victoria de la campaña ya en el bolsillo. El Mini Submarino volverá a competir el próximo viernes, a las 19:00 horas, ante el CE Sabadell en la Nova Creu Alta. Por su parte, el Costa Brava, decimoquinto con seis puntos, recibe en su estadio al Albacete, actual cuarto clasificado.