Unai Emery, entrenador del Villarreal, felicitó a sus jugadores por el "gran partido" que realizaron en Balaídos, pese a que siguen sin ganar a domicilio en LaLiga tras perdonarle la vida al Celta de Vigo, que igualó en la segunda parte el tanto de Alberto Moreno.

"El equipo ha hecho un partidazo, ha generado juego dentro de lo que deja el rival. Hemos salido ganadores de esas situaciones intermedias, hemos creado jugadas hacia adelante, hemos creado cuatro claras para marcar. El partido estaba para sentenciarlo", analizó en rueda de prensa.

El preparador vasco no cree que haya sacado un once defensivo, y lo argumentó señalando que han creado "más ocasiones que otras veces".

Teníamos algunas bajas y otros jugadores han tenido su oportunidad. Estoy contento con lo que he visto porque hemos conseguido que el Celta estuviese menos en nuestra área, aunque no me voy contento con el resultado", ahondó.