Unai Emery señaló en la rueda de prensa previa al partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Bayern que espera un partido más complicado que el que se encontraron en la ida.

"Va a ser un partido muy diferente al de la Juventus y al de casa, va a ser más complicado. El de casa será insuficiente, debemos ser mejores. Debemos sujetarles en defensa y ser peligrosos en ataque". "Estoy convencido de competir ante un equipo favorito para ganarnos y para ser campeón. Intentando ayudar al jugador para que haga lo mejor, sabiendo que es muy complicado. Sabiendo de la importancia, y ver si el equipo es capaz de enfrentarse a equipos de esta entidad", añadió el de Hondarribia.

Emery señaló que su equipo debe saber qué hacer en cada momento del partido: "Debemos saber que va a tocar sufrir y defender mucho en el partido y saber hacerlo con naturalidad y serenidad. Debemos también saber ser capaces de aprovechar tener el balón y hacerlo con nuestra calidad y nuestras características".

Un proceso de mejora constante

"El crecimiento de este equipo es adaptarte a lo que te exigen, ya lo hicimos en la Europa League ante grandes rivales de manera gradual. Ya se nos exigió en ese trabajo defensivo. En ese proceso hemos encontrado mejores rivales y hemos crecido. Lo que yo procuro y veo a otros entrenadores cada día, y lo que veo es que los equipos atacan y defienden juntos, ya sea en ataque o defensa. La mejor manera de ser competitivos es estar juntos y a partir de ahí tener tú personalidad. Y el equipo ha ido creciendo en eso", aseguraba Unai, que cumple su 2ª temporada en el club groguet.

El técnico vasco insistió en la necesidad de que los suyos jueguen tranquilos y motivados. "Estar aquí está bien, pero yo quiero pasar. Eso es lo que busco".

¿Miedo al Bayern?

"El respeto al Bayern debe ser mayúsculo en todos los sentidos. Va a ser muy difícil y debemos saber cómo responder. Va a ser complicado, sabemos que ellos están acostumbrados a marcar muchos goles en casa y que eso es habitual. Ellos nos tienen respeto, pero saben que si juegan a una versión alta son favoritos y marcan goles. Ellos son optimistas y en casa se sienten fuertes".

El desplazamiento de los aficionados a Munich

Hizo referencia los 1.500 seguidores del Villarreal que se desplazan a Alemania y apuntó que "el fútbol son sentimientos, los que nos acompañan se sienten parte de la historia y se sienten orgullosos de su equipo y de su ciudad".

"Eso es algo muy bonito y más si uno ve que Vila-real es un pueblo pequeño. Por ello, debemos estar orgullosos de jugar partidos como este y además con nuestras opciones".