El Villarreal CF afronta el regreso a la competición, tras los compromisos internacionales de las selecciones, con el partido que debe disputar en Cádiz este sábado, en el que tratará de cambiar la dinámica de la pasada campaña en la que no fue capaz de ganar ninguno de los tres partidos que afrontó tras ese parón.

Además, los castellonenses quieren reaccionar tras dos partidos seguidos sin ganar en Liga, en los que ha visto aminorar su gran arranque de temporada.

El virus FIFA afectó a los castellonenses la pasada Liga, ya que perdieron con Osasuna en La Cerámica por 1-2 tras el parón de octubre; empataron a un gol con el Celta de Vigo como visitantes en el parón de noviembre, y cayeron ante el Levante en el parón del mes de marzo.

Cabe destacar, que el equipo no jugó en el parón del mes de septiembre, ya que su partido fue aplazado por la polémica del regreso de los jugadores sudamericanos, lo que hizo que su partido ante el Deportivo Alavés no se disputara.

Por ello, el equipo dirigido por Unai Emery llega a este partido con la intención de mejorar este rendimiento, ante un Cádiz al que no ha sido capaz de ganar en su campo en la máxima categoría en la actual campaña.