Fernando Roig ha confirmado que el 31 de diciembre se podría disputar en La Cerámica el partido de Liga entre su equipo y el Valencia, ya que obras de reforma del estadio avanzan al ritmo esperado y concluirán en los plazos previstos.

Así lo indicó tras la visita guiada para los medios de comunicación en las que ha dado a conocer la situación de las obras y los plazos que quedan para acabarlas, tras haber dado comienzo al final de la pasada temporada, lo que ha provocado que el conjunto castellonense juegue actualmente sus encuentros en el Ciutat de València, propiedad del Levante UD.

Actualmente se está en fase de finalización de la cobertura de las gradas, a la espera de levantar el arco que cubre el fondo norte del campo, que se llevará a cabo ya esta semana.

Los plazos marcan que durante este mes y en noviembre se realizará el trabajo en las cubiertas de las gradas y las sillas, obras que deberán estar finalizadas antes el primer día de diciembre, para dar paso a la reconstrucción del terreno de juego, con un nuevo drenaje y un nuevo césped.

"Para el 31de diciembre, tendremos hecha la parte de dentro y las cubiertas, por lo que el remate de algunas zonas interiores se llevará a cabo en los meses de enero, febrero y marzo del próximo año", apuntó.

"Es una gran obra y estamos en plazos de poder realizarla en seis meses, por lo que estamos contentos por el esfuerzo y el trabajo realizado".

El alcalde de Villarreal, José Benlloch, ha resaltado que además de lo que supone la mejora del campo para los aficionados, hay que destacar la mejora en la seguridad y los accesos. "No menos importante es la ganancia de suelo público para la ciudad, ya que en esta zona hemos ganando casi el doble del que había", sentenció.