El entrenador del Villarreal, Quique Setién, ha dado tres días de descanso a sus jugadores, tras una semana de pretemporada en Turquía, para encarar la segunda parte de la 'pretemporada' enfocada a la puesta a punto para el reinicio de la competición.

La plantilla del equipo castellonense tiene previsto volver al trabajo el próximo domingo a las siete de la tarde, sesión con lo que arrancará esta segunda parte de la pretemporada que se llevará a cabo en la Ciudad Deportiva José Manuel Llaneza en sus primeros días, para desplazarse a mitad de semana a Birmingham y Nápoles, para poder enfrentarse al Aston Villa y Nápoles, respectivamente.

Estos serán los dos últimos partidos de preparación que servirán para afrontar el regreso de la competición, ya que el Villarreal tiene que disfrutar el próximo 20 de diciembre la eliminatoria de Copa del Rey ante el Guijuelo.

En la vuelta al trabajo se espera el regreso de alguno de los jugadores que han estado fuera por lesión, o por estar convocados con sus selecciones en este Mundial, como son los casos de Arnaut Danjuma y José Luis Morales, que no viajaron a Turquia por molestias y de los mundialistas Nico Jackson, Yéremy Pino y Pau Torres, que se irán reincorporando tras algunos días de descanso al ser eliminados ya en el Mundial, donde aún permanecen lo argentinos Gero Rulli y Juan Foyth.

Por otra parte, habrá que ver la evolución de Alfonso Pedraza, lesionado en la gira turca con unas molestias musculares en el isquiotibial de su pierna derecha; mientras que seguirá fuera del trabajo de equipo es el centrocampista Giovani Lo Celso, que sigue de baja tras ser operado en el mes de noviembre.