31/12/2015

Eso de que no van a fichar en enero, ¿será broma no?

Suerte tienen los que toman las decisiones en el Valencia que el próximo rival en Mestalla es el Real Meseta, y que la posibilidad de ganarle eclipsará por unos días la realidad...

03.01.2016 | 14:01
Eso de que no van a fichar en enero, ¿será broma no?

Suerte tienen los que toman las decisiones en el Valencia que el próximo rival en Mestalla es el Real Meseta, y que la posibilidad de ganarle eclipsará por unos días la realidad, pero lo cierto es que si el equipo no gana partidos estaremos en la frontera de un territorio en el que las frases grandilocuentes no valen porque suenan a hueco y se las come la realidad. Es tontería pensar en lo que será si lo que es es lo que es. Es triste pero es así. Ya dicen los Maniática que el dinero no lo es todo, y no seré yo quien dude de las intenciones de Peter Lim, que ahí están los millones para taparme la boca, pero permítanme que dude y bastante, de que este hombre sepa cómo se maneja un club de fútbol, o mejor dicho, permítanme que dude de que sepa cómo se construye un equipo de fútbol. Desde luego, solo con dinero no. Es cierto que hay situaciones que penalizan más allá de lo que puede hacer el Valencia como club y como equipo, y me refiero a la suerte y a los árbitros, pero la suerte es para quien la busca y el Valencia en El Madrigal no la buscó, y lo de los árbitros, aunque realidad, lo llevamos sufriendo desde que tengo uso de razón. Lo preocupante es que el árbitro no respete al Valencia en Villarreal, y que los Comités de turno sí quiten tarjetas a jugadores del Granada y del Betis y se pasen al conjunto de Mestalla por el arco de triunfo.

En lo futbolístico, he de admitir que estos últimos días de relax me sirvieron para darme cuenta de lo demasiado contemplativos que hemos sido „yo el primero„ tras el empate ante el Getafe. Miras la clasificación y te asustas, pero luego no hay crisis por ningún lado. Será eso que decía unas líneas atrás, que estamos llegando al territorio en que las frases grandilocuentes de futuro no valen si el presente es el que es. Y lo que es está muy claro; en lo futbolístico el Valencia es una castaña. Y una castaña gorda que tiene que rehacerse poco a poco pero que está en plena competición. Dice Gary Neville que él no medirá su paso por el Valencia como un fracaso o un éxito, que lo medirá como una experiencia€ pero yo lo que quiero es ganar. O por lo menos no perder en Villarreal. No lo voy a negar, estoy que muerdo cuando escribo esto porque pocas cosas me tocan más las narices que perder con el Villarreal, y más cuando el Villarreal tiene que hacer tan poco para ganarnos. Y no, eso no se sabe qué es hasta que no te pasa. Que le digan a los aficionados que han estado en la jaula de El Madrigal que el futuro va a ser brillante.

He hecho referencia a la suerte y a los árbitros, pero hay más cosas. En estos momentos, el Valencia lo tiene todo en contra. Y eso es lo preocupante. Una afición impaciente y con razón. Una plantilla hecha por un caprichoso que es capaz de renovar a Piatti por un dineral „ojito con la pésima aportación del argentino en Villarreal„ pero no renovar a Feghouli, que no es Maradona pero no hay color entre uno y otro. Una plantilla en la que Parejo y Javi Fuego no tienen competencia pero Augusto Fernández se ha ido al Atlético de Madrid, y unos futbolistas demasiado jóvenes en algunos casos para lo que se puede avecinar.

Cuando empezó el partido soy de los que firmaba el empate a cero a sabiendas de que el aficionado le iba a sonar a cuerno quemado y más a los que han estado en la jaula de El Madrigal, pero así está el Valencia hoy en día. Y mira que creo que la derrota no es justa y hasta estoy de acuerdo con que desde que está Neville en el Valencia es la vez que el equipo ha mostrado mejor cara, pero ha perdido, y esto va de sumar puntos. Y lo pero no es la derrota, es la sensación de que este equipo no pudo hacer más por ganar, o mejor, por empatar cuando el rival se puso por delante. Por cierto, eso de que no se va a fichar jugadores en enero, ¿será una broma no?

PD: Ha sido curioso ver a Bruno besarse el escudo al marcar el gol, y recordar al mismo tiempo que estaba loco por la música por fichar por el Valencia cuando hace unos años el Villarreal bajó a segunda€ ¡Ojalá lo hubiéramos fichado, pero así es el fútbol!

Lea más opiniones de Carlos Bosch, aquí

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine