13/01/2016

La exigencia de tener las ideas claras

El aficionado aspira a lo máximo y por lo tanto el club debe intentar tener lo mejor para contentar a sus seguidores

14.01.2016 | 12:42
La exigencia de tener las ideas claras

Presidente, ficha a Otamendi. En torno a él haremos el equipo, será la piedra angular de nuestro proyecto». Eso le dijo Rufete a Amadeo Salvo al poco de ser nombrado Mánager del Valencia. Y lo pongo como ejemplo hoy no para tocar las narices, lo pongo como ejemplo para dejar clara la diferencia entre hacer un equipo de fútbol y coleccionar jugadores. Si después Mendes contribuyó o no a fichar a Otamendi es otra historia, lo que trato de decir es que el Valencia necesita a alguien que tenga una idea clara de lo que tiene que hacer, o de qué equipo quiere hacer. Yo no soy nadie para decirle nada a nadie, es más, ayer traté de decirle a la gente que es momento de apoyar al equipo y bien pronto Vicente Almagro me devolvió a la cruda realidad, «la exigencia en el Valencia es máxima» y tiene razón, porque el valencianista es ganador. Pues eso, que yo no soy nadie para decir a quién tiene que fichar el Valencia pero tengo opinión y creo que los mejores que han pasado por el Valencia últimamente han sido Rufete y Ayala, y como lo creo lo digo, pero no lo digo para que los vuelva a fichar el Valencia, los nombro para ponerlos como ejemplo de lo que hace falta ahora, porque la política deportiva del Valencia desde el famoso caso ´Rodrigo Caio contigo empezó todo´ es un auténtico desastre y como dicen sus aficionados, la exigencia es y debe ser máxima. Mendes no tiene porqué ser un mal aliado, de hecho, puede ser una excelente ayuda, pero él no puede hacer el equipo. Una cosa es hacer un equipo de fútbol y otra coleccionar jugadores, y sin ir más lejos, en nuestras narices está la consecuencia de coleccionar futbolistas sin tener una idea clara, porque más allá del precio, Nuno y Mendes no han fichado malos jugadores, pero sí han planificado mal, y hay muchas manera de planificar mal. Planificar mal es renovar a jugadores por un dineral porque los otros jugadores toman nota y luego te aprietan, planificar mal es que Parejo no tenga ni recambio ni competencia, y no saber que la competencia haría mejor futbolista a Parejo, planificar mal también es fichar jóvenes inexpertos en posiciones en las que necesitas ´hombres´, y que se entienda lo que quiero decir con lo de ´hombres´. A Gary Neville hay que ayudarle porque de todos es quien menos culpa tiene, y lo que está haciendo es trabajar como un jabato, pero al club hay que exigirle que tenga las ideas claras, que eso lo jugadores también lo huelen...

Lea más opiniones de Carlos Bosch, aquí

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine