03/01/2018

Un aplauso sincero y merecido

El Valencia le ha dado un giro inesperado al caso Rafa Mir

10.01.2018 | 10:38
Un aplauso sincero y merecido

Lo dije hace un tiempo y me parece buena idea repetirlo hoy, conviene ser tan vehementes y chillones en el halago actual al Valencia como lo fuimos hace unos meses con la crítica. Evidentemente es complicado mantener el volumen de decibelios cuando las cosas van bien pero con que tengamos la reflexión muy presente ya estamos siendo más justos. Porque es de justicia admitir que el Valencia le ha dado un giro inesperado al caso Rafa Mir que merece ser aplaudido de manera firme. Ante la libertad del futbolista de no querer renovar está la potestad del Valencia a negociar o negarse a negociar. Y aunque he dicho alguna vez que yo mismo habría sido más duro con el futbolista, es decir, si yo mandara hace tiempo que lo habría dejado fuera de las convocatorias del Mestalla, la realidad es que sacar dos millones de euros por un futbolista sin apenas experiencia en primera división y que queda libre en junio es casi una jugada maestra. Sobre todo porque tanto el jugador como el Real Meseta han presionado al Valencia para que, llegado este momento, se viera obligado a aceptar una oferta de 500.000 euros. Por lo tanto, aquí va mi sincera felicitación al club por cómo ha solucionado el asunto. A Mateu Alemany y a Anil Murthy.

Va a ser mobbing

Dicho lo anterior, dejen que me acuerde un poquito del diario Marca, más conocido por el BORM porque es el Boletín Oficial del Real Meseta, y que dijo hace unos días que el Valencia le estaba haciendo mobbing a Rafa Mir porque no lo ponía a jugar con el primer equipo. Pues mira, les propongo un titular a los del BORM: «El Valencia le ha hecho mobbing al Real Madrid». Desde luego, mira que venderlo al Wolverhampton de Nuno Espirito Santo por dos millones de euros en vez de aceptar los 500.000 que daba el Tito Floren... Si yo fuera Florentino mañana mismo estaba en los juzgados poniendo una denuncia. ¡No hay derecho oiga!

Más opiniones de Carlos Bosch.

Kepa y la cláusula
Me mosquea lo cansinos que están los medios nacionalmadridistas diciendo y casi pidiendo al Athletic de Bilbao que acepte la oferta del Real Meseta por Kepa que es superior a la cláusula de rescisión. La gente que es tan pobre que solo tiene dinero no puede entender que la dignidad de un club y el respeto a sus aficionados está por encima de todo el dinero que pueda tener el Real Meseta. Si el Athletic acepta la oferta supone decirle a su gente que ha negociado, y al no aceptar le está diciendo al Real Meseta que pague la cláusula de rescisión si tiene narices, que dinero ya sabemos todos que tiene. Ocurre, que cuando Florentino pagó la cláusula de rescisión de Figo hizo la promesa de que no volvería a pagar una cláusula por un jugador de un equipo español... Ahora se entiende perfectamente que todo el nacionalmadridismo escribe al dictado del ser superior... PD: Con Gayà pasó lo mismo, Salvo se negó a negociar y Florentino no tuvo narices de pagar la cláusula.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine