Manolo Montalt

Mejorar, mejora la plantilla, sin embargo...

Teniendo en cuenta que esto deja fuera de Europa a Bakkali, Siqueira y De Paul, Es evidente que el esfuerzo por incorporar dos fichajes viene dado para reflotar la nave en la Liga. Y no es mala idea

03.02.2016 | 19:46
Mejorar, mejora la plantilla, sin embargo...

A priori no cabe duda. El Valencia sale beneficiado tras ir al mercado de enero a buscar futbolistas. A lo tonto a lo tonto, te plantas desde la noche del lunes con una banda izquierda nueva, y sobre todo con muchas más alternativas. Al único titularísimo (palabra que por cierto puso de moda en su día Pellegrini cuando entrenaba al Madrid) que tenías en esa banda, José Luís Gayà, le sumas ahora a Guilherme Siqueira y Denis Cheryshev.

Teniendo en cuenta que esto sigue dejando fuera de Europa a Bakkali, a De Paul y a Siqueira, es evidente que el esfuerzo por incorporar estos refuerzos viene dado para reflotar la nave en la Liga. Y no es mala idea porque la situación en el campeonato doméstico, con once partidos sin ganar y a cinco puntos del descenso, es evidente que levanta preocupación entre los que tienen más bagaje y les impide dormir con placidez.

Ahí creo que aciertan. Por encima de cualquier situación, el hecho de meter aire nuevo, que además venga a sumar a ese maltrecho vestuario -el bloqueo ya alcanza cotas realmente preocupantes- es un recurso casi tan futbolístico como mental. Y ahí los nuevos elementos pueden tener mucho que decir.
Y sin embargo... Sin embargo echo de menos un mediocentro. Un ´6´ con despliegue físico que le dé salida a la pelota. Fíjate que esta noche nos falta Enzo Pérez y ya estamos todos fastidiados porque había sido el único futbolista que aportó equilibrio en el partido de Las Palmas y en el tramo inicial contra el Sporting (concretamente hasta el golpe en el pómulo. A partir de ahí, ya hizo el probre bastante con aguantar).
Así que imagino que si a Suso se le hubiera puesto a tiro un medio centro estilo sección de oportunidades, tal y como ha dicho que se le puso a última hora hora Cheryshev, hubiera aprovechado y ahora habría otro futbolista nuevo en la plantilla.

Porque una cosa no quita la otra. Este mercado de invierno también es en cierta medida hijo de Nuno. Suso tuvo que esperar oportunidades de mercado ante la falta de informes actualizados que permitieran establecer objetivos concretos. Consecuencia de desmontar este verano la secretaría técnica.
Así que aplico el triple matiz, partiendo de la premisa de que se ha tenido que ir al mercado muy limitado por la falta de scouting. SÍ se mejora la plantilla con los dos fichajes, SÍ me gusta lo que se han traído, pero NO considero completo el capítulo de refuerzos. A mí me sigue faltando un medio centro.
Y dicho esto, ¡esta noche a por el Barça en la Copa!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine