24/04/2016

Ayestaran, Loquillo y la simpatía por los Stones

Por mucho que los periodistas nos empeñemos, no hace falta que nadie haga campaña en favor de Pako, va sobrado

24.04.2016 | 18:00

Yo que cuando me pongo ante un teclado termino espatarrando ideas de Robe Iniesta, El Drogas, Evaristo, el Rulo o el Iosu de Eskorbuto, tengo que sentir simpatía a la fuerza por Ayestaran, él que cada vez que se pone ante la prensa se saca de la manga una cita de Obama que es de Kennedy, de un tipo que tocaba la batería en una película de no sé quién, o como este fin de semana, una cita sobre los Rolling Stones. Lo cierto es que como dice Loquillo, los Rolling «no fueron al principio santo de devoción, pero mi vida se fue ensuciando al ritmo de su rock and roll. Y desde entonces siento simpatía por los Stones...», y mira por dónde, algo similar me está pasando con Pako Ayestaran, que no fue al principio santo de mi devoción, yo que me he enamorado de cualquiera que me hayan dicho que es entrenador del Valencia por esa merecida fama de facilón que tengo. Pues eso, que harto de hacer la mona, me había propuesto poner el freno con Ayestaran y no declararle mi amor incondicional a primera vista y ahora resulta que con el tiempo me susurra cualquier tontería al oído y me pongo loco. Definitivamente me hago mayor. Un día escribo que el Villarreal merece ganar un título, otro que me sufro por los aficionados del Levante, y ahora que Ayestaran me gana hablando de un grupo de música que no termina de ponerme la piel de gallina. Pero todo esto que escribo sobre Ayestaran para aparentemente no decir nada tiene un motivo, y es el partido de esta tarde en Getafe. Tengo la sensación de que si no es definitivo, será por muy poco. O mejor dicho, si gana hoy, Ayestaran será entrenador del Valencia la temporada que viene en un porcentaje muy alto. Si no gana, y dependiendo de cómo sea el partido, está a tiempo de serlo en los tres partidos que quedan. En otras palabras, puede que para ninguno de nosotros Ayestaran haya sido al principio santo de nuestra devoción, pero tiene pinta de que llegará el momento en que todos seremos un poco de los Rolling como es él, y hasta bailaremos sobre la tumba de Neville frente al espejo como Mick Jagger, por más que yo siempre he sido más de Paco Lluis y Bajoqueta Rock. Si el Valencia de Ayestaran gana hoy en Getafe, tiene pinta que va a ser muy difícil que el Valencia encuentre motivos para decirle que se marche a final de temporada. Eso solo lo puede hacer Peter Lim. ¿será capaz? Todos somo los Rolling...

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine