22/09/2016

El papel de García Pitarch

Suso apostó por Pako y ahora está perdiendo su credibilidad ante Peter Lim

22.09.2016 | 19:44

Es millonario y vive tranquilamente tranquilo. Se llama Suso García Pitarch y posiblemente él sea junto a Pako Ayestarán el responsable de este dramático inicio de temporada del Valencia. Suso es director deportivo pero, por poner un ejemplo, para traspasar a Paquito Alcácer al Barcelona tuvo que intervenir Peter Lim directamente... Y eso a mí me llamó la atención. Miren, si tú tienes un director deportivo en el que confías ciegamente, permites que sea él y solo él quien negocie con el Barça la marcha de Paquito. Ahora bien, si tú quieres vender -y Lim quería vender- es impropio que seas tu mismo el que te desplaces desde Singapur hasta Barcelona para hablar con el club comprador... Y eso fue precisamente lo que hizo el señor Lim. Insisto, aquí no se trata de hablar de si nos parece bien lo que pasó con Alcácer. Se trata, por contra, de constatar que fue Lim y solo Lim el encargado de hacer la operación... Y eso quiere decir mucho.

El fiasco de Pako
Suso se la jugó con Pako y el experimento -ojo, era eso, un experimento medianamente manejable, no mucho más para el director deportivo- le ha explotado en la cara con todo su realismo y crudeza. Lo del realismo es obvio: Pako no valía. Entonces, ¿a santo de qué mi director deportivo me hizo apostar por él?, debió pensar Peter Lim. Pues bien, eso pasó, Pako comenzó la temporada más o menos como acabó la anterior -sin ganar ni un solo partido- y por ahí queda proscrito el trabajo del propio Pako y por añadidura el de un valenciano que sí apostó por él: Suso García Pitarch. Y de verdad, aquí no hay vuelta de hoja. El fracaso más grande obviamente es el de Peter Lim, pero en este caso por fiarse de Suso García Pitarch. Y el error es grave y doloroso para el Valencia.

Y aquí estamos
Miren, les voy a ser franco, a la hora de escribir este artículo no existía ningún nombre razonable encima de la mesa que te hiciera pensar que el Valencia ya había encontrado el sustituto de Pako. Eso sí, nombres han salido todos, pero yo entiendo que la decisión final se toma desde Singapur y por ese motivo ando medianamente preocupado. Entiendo, y ese entiendo es aún mayor tras el fiasco de Pako y Suso, que lo que de verdad necesita el Valencia es el manejo de un técnico independiente y experimentado que sea capaz de sacar rendimiento a una plantilla que sin ser la mejor del mundo yo tengo claro que no es una plantilla que deba nunca plantearse el descenso. Es decir, con lo que tienes no ganas la Liga ni de casualidad, pero tampoco bajas a segunda. Y eso ya es algo real que no han sabido manejar ni Pako ni el hombre que apostó por Pako.

Un Luis Aragonés
Yo lo tengo claro pero no tengo el teléfono ni la valía para ser atendido en Singapur en tiempo y forma. El Valencia lo que necesita es una especie de Luis Aragonés que conozca nuestro fútbol, nuestro idioma y que sea respetado desde el minuto uno por la plantilla y por su consejo presidencial. El entrenador que venga debe tener el culo pelado y ser capaz desde el principio de ganarse la confianza de la gente... y me refiero a la gente que corretea casi todos los días por Paterna, no la que pace a años luz de distancia desde Singapur. Digo, para ser claro, que si seguimos con pruebas de poca monta (Nuno, Neville, Pako...) el único responsable del fracaso no será otro que el propio Peter Lim. Mientras tanto quedo a la espera no sin antes desearle a Voro toda la suerte del mundo. El partido de hoy está en sus manos... en la de Voro.

Más artículos de opinión de Vicente Bau, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine