ATLETISMO

Marta Domínguez quiere retirarse con el oro olímpico

20.08.2009 | 14:14
Marta Domínguez quiere retirarse con el oro olímpico
Marta Domínguez quiere retirarse con el oro olímpico

La nueva campeona mundial de los 3.000 metros obstáculos es ambiciosa y ya se marca nuevos objetivos sólo horas después de su éxito en Berlín.

La palentina apareció con rostro de satisfacción plena, de tranquilidad por el deber cumplido y un sueño realizado, y también de cansancio, porque había dormido poco tras acostarse anoche a las 4.00 de la madrugada después de cenar con los familiares y amigos desplazados a la capital germana en el restaurante Don Quijote.

Conversó con la Reina Sofía, con quien ya había departido en Pekín tras su desgraciada caída en la final olímpica, y que en esta ocasión le transmitió la felicitación y la alegría de la Familia Real. De hecho, le reconoció que siguió la carrera con sus nietos.

También habló con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que le expresó también la felicitación desde su retiro vacacional en Lanzarote.

Pero a parte de las veinte personas de su círculo íntimo, marido, familiares, entrenadores y amigos (en Pekín estuvieron trece), José María Odriozola, que le entregó la medalla y le agradeció el éxito conseguido, y de su compañera de habitación, Nuria Fernández, que compitió esta mañana en 1.500 y a la que no había visto anoche, apenas había podido departir con mucha más gente.

Está contenta, feliz, pero tranquila, aunque con ganas de descansar, de irse a la playa y de ir a jugar a la Escuela de Fútbol de Venta de Baños, a la que amadrina y donde participa en partidos entre entrenadores y cadetes ("soy chupona" dice entre risas y asegura que no le dan patadas). No obstante, está a la espera de hablar con su representante por si tiene alguna obligación y debe acudir a las próximas reuniones internacionales.

"Estoy feliz, pero sobre todo porque toda la gente que me quiere está feliz. Por ellos. Yo he hecho mi trabajo", aseguró la palentina, que apenas pudo dormir, algo habitual después de las competiciones "lo hagas bien o mal".

Marta Domínguez insistió hoy en que había cumplido uno de los grandes objetivos de su carrera, pero ya mira al futuro. "Mi sueño desde niña ha sido intentar ser la mejor del mundo, pero ser la mejor del mundo no significa ser campeona olímpica y cuando hablas de Juegos Olímpicos es una cosa que te llama la atención", dijo la palentina, a la que le falta una medalla en esta competición tras sus éxitos en los Mundiales y en los Europeos.

Y es que este oro en Berlín le da "muchísima confianza", le hace sentirse "orgullosa", con lo que le gustaría retirarse "con el sueño de todo deportista", el oro olímpico, aunque con una condición clara: "Quiero llegar si estoy bien, si no estoy bien soy la primera que diría no al equipo. Soy una persona que soy muy competitiva, quiero estar con las mejores, alguna vez ganaré, otras seré segunda y otras quinta. Si estoy en condiciones de estar con las mejores iré. Es mi sueño, pero a veces los sueños no se pueden cumplir.

Tengo que seguir cuidándome para aguantar, porque cada año es más difícil", argumentó Marta Domínguez, quien aún no sabe el programa que tendrá para la próxima temporada, en la que se disputarán los Europeos de Barcelona'10.

Aseguró que "conseguir medallas es complicadísimo", pero que no sabe qué es lo que la distingue de las demás. "Soy una persona que genéticamente me ha llegado de mi padre ser muy trabajadora, muy disciplinada, muy perfeccionista, que no doy nada por perdido y que cuando algo se me mete en la cabeza soy muy obstinada. Cuando tienes todo eso es más fácil trabajar", indicó.

"Me cuido mucho -no digo que el resto no se cuide también-, y también tengo un poco de suerte y quizá buena suerte. Y tengo muy buena gente a mi alrededor, tengo un buen equipo y eso hace que tenga todo muy bien atado", apostilló al respecto.

No le gustaría ser un ejemplo para nadie. "No me considero una persona perfecta ni muhco menos, hago lo que tengo que hacer, es mi trabajo, pero sí que es verdad que reconozco que tengo las ideas claras. Hay mucha gente que trabaja tanto o más que yo (...) y por unas cosas y otras no puede conseguir una medalla", dijo.

Marta Domínguez siempre ha sido elogiada por su carácter competitivo y su espíritu en la pista. "El carácter ganador lo tienes, naces con él, o naces con ello o nadie te lo puede enseñar", consideró.

Repasó lo que sintió mientras escuchaba el himno nacional en el fondo del estadio Olímpico: "Sentía satisfacción, una alegría inmensa, pero satisfacción por un trabajo no de un año sino de toda la vida".

"Llevo durante muchos años trabajando para ir puliendo fallos", resaltó la palentina, quien añadió que "el destino" le hizo lesionarse en 2004 para "mejorar ciertos aspectos, cambiar la motivación y encontrar la prueba que me ha dado el mayor éxito de mi carrera", aunque también valoró los demás, sobre todo las platas en los 5.000 en los Mundiales de Edmonton'01 y París'03.

En principio no planea cambiar de prueba. "Es la distancia que más me gusta, disfruto y se me da bien", manifestó la campeona mundial de los 3.000 obstáculos, para la que las marcas siguen quedando en un segundo plano por detrás de las victorias en las grandes competiciones y que no se ha planteado cambiar al maratón, aunque haya hecho alguna incursión en medios maratones sin haberlos preparado realmente bien.

"A día de hoy no me planteo nada. No sé lo que puedo pensar mañana. Si me planteo un objetivo y es correr el maratón lo correré.

Si me ilusiona, lo haré, pero tiene que ser por algún motivo, un reto", precisó antes de reiterar que la prueba que más se adapta a sus condiciones y en la que más a gusto está es en la de obstáculos.

Cuestionada sobre por qué de momento el rendimiento en Berlín del sector femenino es superior al masculino, aseguró: "No es que las mujeres seamos mejores ni mucho menos, sino que estamos en iguales condiciones que los hombres, pero que si los hombres tienen más fuerzas a nivel físico, las mujeres somos más cabezonas, más trabajadoras y quizá con más ganas de demostrar al mundo que somos igual que ellos, y por tener esa capacidad a lo mejor hace que estemos ahí arriba. Pero el equipo español tiene hombres de igual o mayor calidad para conseguir medallas".

Volvió a echar mano de su modestia en el momento que se le interrogó sobre si es una de las mejores deportistas españolas de la historia. "Soy lo que soy, ni más ni menos. Si a la gente que le gusta estadística quiere valorar si soy mejor o no puede valorar lo que quiera. Sí que estoy en un grupo metida con grandes deportistas.

Yo, mientras trabaje y dé lo mejor de mí misma, me basta, pero es un orgullo también escucharlo", afirmó.

Tampoco tiene ambición de algún día llegar a la presidencia de la Federación Española (es vicepresidenta) porque José María Odriozola "lo está haciendo muy bien" y porque ella ahora mismo se tiene que dedicar a correr, y explicó que tiene cientos de cintas rosas para correr, su marca propia.

No podía faltar en este repaso a la actualidad el velocista jamaicano Usain Bolt, la gran figura de Pekín y de momento de Berlín. "Me gusta que haya una persona como él que de espectáculo y corra tan rápido. Para el atletismo es muy bueno y todo lo que sea información buena y encima dé espectáculo hace que se siga hablando de atletismo", señaló.

Marta Domínguez consideró que Bolt "es un portento físico, tiene una altura inmensa, una gran fuerza, una técnica de carrera buena.

Con ilusión, motivación y ganas de ganar se consiguen cosas como esas".

Valoró la aparición de jóvenes promesas en el atletismo español, algo complicado porque "este deporte es muy sacrificado y no es un juego", y que solamente ofrece "trabajo, disciplina, seriedad y eso a la gente joven, a todos, no les llama, les llama a pocos" y se mostró comprensiva en cuanto a que el fútbol, por ejemplo, concite mucha más atención.

"Hay un dicho que dice que el Barça es más que un club y yo creo que el fútbol es más que un deporte. El fútbol está por encima de todo. No me gusta hablar mal de nadie ni de nada, el fútbol tiene su espacio y el atletismo el suyo, que es poco, pero otros tienen menos. Igual se necesita gente como Rafa Nadal para que siga subiendo el interés", dijo Marta Domínguez, para el que el número uno del atletismo español es el marchador Paquillo Fernández "pero quizá no tiene la misma atención que pueda tener otro deportista", aunque advirtió que "Rafa Nadal solamente hay uno, es el mejor".

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte