GOLF - ABIERTO BRITÁNICO

Sergio García regresa a Saint Andrews

El valenciano y otros tres españoles aspiran a suceder a Severiano Ballesteros tres décadas después

15.07.2015 | 21:47
Sergio García entrena en el campo escocés

El castellonense Sergio García, el malagueño Miguel Ángel Jiménez, el barcelonés Pablo Larrázabal y el canario Rafa Cabrera Bello son las cuatro bazas españolas en la 114 edición del Abierto Británico de golf, que se disputa esta semana en el histórico recorrido de Saint Andrews, en Escocia.

"El secreto de Saint Andrews es que siempre tienes dos calles y hay que evitar los búnkeres", dijo Jiménez sobre el traicionero recorrido escocés y sede rotatoria del Abierto británico desde 1873.

El golfista malagueño, que va a jugar su décimo sexto Open británico consecutivo, ha acumulado una temporada cargada de torneos, entre ellos el Masters de Augusta y el Abierto de Estados Unidos, los primeros dos Grandes de la temporada en los que no logró pasar el corte.

Con 51 años y en el puesto 50 del ránking mundial, llega a Saint Andrews después de una buena semana que no pudo rematar en el Abierto de Escocia. "Tuve muchas ocasiones de birdie, estaba pegando buenos golpes, pero la pelota no quiso entrar. Eso es el golf", dijo a Efe Jiménez.

Sergio García también ha pasado una temporada difícil después de casi conseguir la victoria en The Players, que algunos consideran el "quinto" Major del año. "He pasado una racha complicada, pero empiezo a sentirme mucho mejor y a meter muchos más putts", dijo García, que guarda en la memoria el recuerdo de su primera visita a Saint Andrews con 14 años, pero también su derrota en el desempate contra el irlandés Padraig Harrington, en la edición de 2007 del Abierto Británico.

Por su parte, Pablo Larrázabal viene de ganar el BMW International del circuito europeo y se encuentra en el 74 puesto del ránking mundial, lo que le da derecho a disputar también el último grande de la temporada, el PGA Championship, en agosto. "Mis fallos se van a la derecha y aquí los problemas están a la derecha, así que lo que habrá que hacer es no fallar", dijo Larrázabal en cuanto a su estrategia para negociar el recorrido de Saint Andrews.

En el caso de Rafa Cabrera-Bello los fallos a superar son los obstáculos mentales que le impiden rematar sus excelentes inicios de las competiciones de esta temporada. 

"Hay algo en lo que estoy trabajando que no me deja jugar lo suelto que necesito el fin de semana. De todas maneras, ojalá todos los problemas fueran tener tres días espectaculares y uno regular", dijo a Efe el golfista canario, que ha escalado al puesto 84 del ránking mundial y ha vuelto a despertar sus aspiraciones de meterse entre los 50 mejores del mundo.

Una de las anécdotas de las jornadas de prácticas ha sido protagonizada por Miguel Ángel Jiménez, que se encontró la moneda de la suerte del estadounidense Rickie Fowler abandonada en uno de los greenes.

"Estaba dispuesto a pagar algo por recuperarla, pero Miguel es un buen amigo. La moneda ha funcionado bien y me sorprende que no se la quedara", dijo a Efe Fowler, que parte entre los favoritos, junto el también estadounidenses Jordan Spieth, ganador de los dos primeros grandes del año, el Masters de Augusta y el Abierto de Estados Unidos.

El otro favorito y número uno del mundo, el norirlandés Rory McIlroy, que iba a defender su título de 2014, se lesionó los ligamentos del tobillo durante un partido de fútbol con amigos hace unos días y no podrá jugar en Saint Andrews.

Ningún otro español ha conquistado el Abierto Británico desde la victoria de Severiano Ballesteros en Royal Lytham and Saint Annes en 1979 y su prodigioso putt victorioso en Saint Andrews en 1984. Tres décadas después, cuatro españoles aspiran a emular el recuerdo de Ballesteros y hacerse con la jarra de clarete, el trofeo representativo del Abierto británico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine