ESCALADA

Dos aventureros coronan el Hemisfèric

Los valencianos pioneros en el Everest Rafael Vidaurre y Coque Pérez hicieron de anfitriones a Max Lowe y Rachel Pohl

20.05.2017 | 19:02
Un instante de la escalada al Museo de las Ciencias de Valencia.

Dos aventureros, el fotógrafo Max Lowe y la artista Rachel Pohl, han "coronado" este sábado la "cumbre" del Hemisfèric, uno de los edificios de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de València, tras escalar una de las paredes del museo, hacer rápel y bajar en tirolina.

El complejo de ocio valenciano se ha convertido en zona de escalada improvisada para acoger esta acción en directo de los protagonistas de la película IMAX "America Wild", que recorre algunos de los parques nacionales más famosos de Estados Unidos y se proyecta en el Hemisfèric.

La escalada le ha hecho ganar 20.000 dólares a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, que ganó el concurso convocado por la productora de la película, MacGillivray Freeman, para promocionarla en Europa.

En ese concurso han participado los cines IMAX de Europa de París, Nuremberg y Copenhague, además del Hemisfèric, en cuya "cima" ondea ahora la bandera de la película.

Solo han tardado entre 8 y 9 minutos en escalar los 40 metros de una de las paredes verticales del Museo de las Ciencias de València, y desde ese altura Rachel Pohl ha realizado un descenso en rápel y posteriormente ha utilizado un kayak para reunirse con su compañero Max Lowe, que ha descendido en tirolina hasta el Hemisfèric.

Los aventureros han estado guiados por Rafael Vidaurre y Coque Pérez, los primeros valencianos que escalaron el Everest hace 25 años y que recuerdan cómo vivieron aquella aventura junto con otros tres escaladores.

Max Lowe, hijo del alpinista Alex Lowe, considerado el mejor alpinista de la historia de Norteamérica, ha llevado a cabo su primera escalada de un edificio en lo que ha definido una aventura "en un nuevo territorio" para él para la que estaba preparado con el equipamiento apropiado.

Rachel Pohl, por su parte, que hizo ayer un ensayo por una pared inclinada, ha afirmado a Efe que la escalada era "más fácil" al tratarse de una pared vertical.

El alpinista Rafael Vidaurre ha recordado que hace 25 años se atrevieron "con la montaña más alta del mundo", pese a que tenían bastante desconocimiento, y ante la que sintió "miedo escénico" hasta comprobar que el ascenso iba saliendo bien.

Coque Pérez ha señalado la diferencia del lugar entonces y ahora: "nosotros vimos un Himalaya más puro; ahora hay wifi en todas partes", ha comentado.

Hace 25 años solo seis personas subieron a la cumbre del Everest, algo que para Vidaurre es "un privilegio" y otorga "una sensación de orgullo".

La acción desarrollada este sábado en la Ciudad de las Artes y las Ciencias pretende escenificar algunas de las aventuras de la película con actividades de montaña: subir por cuerdas, rapelar y la ascensión, pero los protagonistas del filme han tenido que hacer "cosas mucho peores" durante el rodaje.

"America Wild", dirigida por Greg MacGillivray, recorre cañones de vértigo, paisajes de montaña, nieve y hielo, lagos de aguas cristalinas y bosques de árboles gigantes y ha sido rodada en Yosemite, Yellowstone, el Gran Cañón, el Parque Nacional Glacier y Everglades.

El público descubre la naturaleza salvaje de Estados Unidos de la mano de tres exploradores: el alpinista Conrad Anker, el fotógrafo de aventura Max Lowe y la artista Rachel Pohl. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine