02/07/2016

Cuando contabas la verdad de Caparrós

Por chocante que siga siendo, su candidatura como futuro seleccionador iba muy en serio. Lo saben bien en el Levante

09.07.2016 | 22:36
Cuando contabas la verdad de Caparrós

Contabas lo de Caparrós y sí, quedabas como tonto del culo. Pero, por chocante que siga siendo, su candidatura a seleccionador iba en serio. Aunque su estilo se parezca al de la Roja tanto como un huevo a una castaña, en sus contratos con el Levante „el segundo no lo llegó a firmar„ fue condición sine qua non una cláusula de escape para cuando lo llamara Villar, algo que tenía clarinete que antes o después iba a pasar. Los hay que aseguran que, pese a su salida en falso, hace unos meses habría vuelto gratis. Los hay también que recuerdan que, salvo Luci, está sin equipo de trabajo. Sobre todo sin Luis Llopis, el mejor de los profesionales que lo acompañaba y hoy campeón de Europa casualmente.

Herni, no había mejor perfil
Novedades en el organigrama
Valenciano, exlevantinista, conocedor del terreno, profesional y un tipo con valores. No hay perfil mejor que el de Herni para lo que necesitaba Tito. El Huracán que estuvo a punto de ascender tres veces a Segunda A llevaba su firma. Lo mismo que el División de Honor que entrenaba Garrido, otro gran candidato. Tan importante como la única cara nueva del organigrama es la continuidad de buenos técnicos en él o la creación del cargo de supervisión a los cedidos, algo más necesario de lo que a priori se pueda pensar. Con dos temporadas más de contrato, se mantiene también Salavert pese al cisma con varios entrenadores de la cantera. Lo hace con menos responsabilidades pero al frente, eso sí, de una escuela con brillantes resultados. Personal, laboral y deportivamente empieza una etapa en la que de salida se cambia la incertidumbre por ilusión. Los objetivos son otros y el récord de jugadores del juvenil al filial es el ejemplo.

Los 'powerpoint' convencieron
Plan estratégico a tres años
Aunque fuese un tanto en abstracto, los Powerpoint del plan estratégico convencieron a la mayoría de patronos en la Junta de la Fundación. Sin lugar a dudas, un paseo en barca para Quico con el que se confirmó lo equivocados que estaban algunos agoreros. La gestión del club no es perfecta pero, más allá de errores, sí lo suficientemente correcta como para que con pequeños guiños y concesiones vayan cicatrizando las heridas de Sarver, que ya toca. Lo peor del martes, por contra, fue la constatación del mal trago que está pasando un tipo íntegro como Fuertes, superado y víctima de las chinas entre Quico y el SAM. A ver qué pasa en los próximos días, aunque escrito está que así no y que él tampoco puede dejarse.

En los terrenos de Benimar
Nazaret estaba predestinado
Uno de los puntos claves del plan estratégico junto al futuro deportivo y las actuales obras de remodelación del estadio es el traslado de la Ciudad Deportiva a Nazaret, un proyecto encarrilado pero con flecos pendientes y sin duda magnífico si finalmente puede llevarse a cabo y el Levante hacerle frente. En el club hablan de cuatro años de negociaciones y es posible que hasta se queden cortos. Cristóbal Grau, exconcejal determinante en el pasado reciente, tuvo siempre el ojo puesto en que esos terrenos fuesen para los granotas. Hasta los Veteranos, con el exconsejero Víctor Santamaría al frente, se interesaron por ellos cuando estaban buscando sede. Ojalá salga bien, porque el regreso del Levante a sus orígenes al lado del mar sería algo grande.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine