Open de Australia

Roger Federer, a la final de Melbourne siete años después

El tenista suizo se impone a su compatriota Stan Wawrinka por 7-5, 6-3, 1-6, 4-6 y 6-3

26.01.2017 | 13:56
Federer jugará la final del Open de Australia.

El tenista suizo Roger Federer se convirtió en el primer finalista del Abierto de Australia, primer 'Grand Slam' de la temporada, después de frenar la reacción de su compatriota Stanislas Wawrinka e imponerse este jueves en cinco sets por 7-5, 6-3, 1-6, 4-6 y 6-3.

De este modo, el jugador de Basilea disputará su vigesimoctava final de un 'grande' y la primera en Melbourne Park desde que ganase en 2010 su cuarto título ante el escocés Andy Murray. El español Rafa Nadal, su acérrimo rival de antaño, o el búlgaro Grigor Dimitrov, el antaño considerado su heredero.

El exnúmero uno del mundo sigue completando un retorno soñada tras perderse los últimos seis meses de la pasada temporada por problemas físicos y ante el jugador de Lausana supo mantener la calma cuando este se metió de nuevo en la semifinal tras haber cedido los dos primeros sets.

Federer controló el partido en las dos primeras mangas y además sacó provecho a las pocas concesiones que le dio Wawrinka con su poderoso servicio. En la primera manga, desperdició un valioso 0-40 en el cuarto juego, pero no el resquicio que le dejó el cuatro del mundo cuando se atisbaba la 'muerte súbita'.

Ganar el primer set afianzó al ganador de 17 'grandes', que apenas tuvo momentos de inquietud con su servicio en el segundo y que mostraba su calidad en la red. Su compatriota aguantó, pero en cuanto bajó la guardia en un momento con su saque se encontró con otra rotura que le costó la manga y verse con el billete hacia la final muy caro.

Sin embargo, Wawrinka, pese a recibir atención médica en su rodilla, demostró la madurez alcanzada desde hace unos años y que le ha llevado a conquistar tres 'grandes'. Federer se desconectó por el parón y víctima de sus numerosos errores cedió sin apenas oposición el tercer set y aunque mejoró en el cuarto, su rival también creció y fue el que supo aprovechar su opción en un momento clave para romper con 4-4 y luego sentenciar un quinto parcial con su saque.

Este panorama era un tanto desconocido para el de Basilea durante el torneo, pero no le afectó mentalmente. Aseguró su servicio, buscó la red con firmeza y esperó que apareciese su oportunidad ante un Wawrinka que desperdició dos bolas de rotura y que no pudo evitar perder de forma fatal su servicio en el sexto juego para dejar vía libre hacia la final del domingo al exnúmero uno del mundo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine