08 de febrero de 2018
08.02.2018
EUROLIGA
Valencia BC 10399CSKA Moscú
 

El Valencia Basket tumba al líder en un gran partido

Los taronja dominaron la mayor parte del tiempo a un sorprendido CSKA

20.02.2018 | 12:41
Tibor Pleiss, en una acción del partido ante el CSKA

El Valencia Basket dio una nueva demostración de carácter, orgullo y también buen baloncesto para noquear al líder de la fase regular de la Euroliga. Un encuentro en el que el equipo de Txus Vidorreta dominó al CSKA Moscú durante la mayor parte del tiempo y en el que, pese al sufrimiento final por la ausencia de bases y el aumento de la presión del cuadro ruso, mereció de todas todas llevarse la victoria. 

Nando De Colo, 2.078 días después de su último partido oficial en La Fonteta, puso la magia en los primeros compases. El base-escolta francés, recibido con una gran ovación por su antigua afición, permitió al CSKA instaurar las primeras rentas en el electrónico. No duraría demasiado. Pronto Pleiss impondría su dominio en la pintura para, con 9 puntos casi consecutivos, dar la vuelta al partido (13-11; min. 4).

Con Hynes y Hunter lesionados, y aún a pesar de que Dubljevic llegaba tras tres semanas de inactividad, el Valencia Basket tenía todas las de ganar dentro de la pintura. Iotudis lo sabía y buscó soluciones desde el perímetro. Eso, junto con la diferente vara de medida arbitral en cada canasta a la hora de señalar las faltas, permitió al cuadro ruso acabar el cuarto con una tímida renta (21-23; min. 10).

Los locales, sin embargo, tenían muy cual era su hoja de ruta en el partido. Todo debía partir desde una buena defensa y, desde ahí, correr o bien buscar una buena circulación de balón. Y el acierto también acompañó. El parcial de 13-2 en apenas cuatro minutos no dejaba lugar a la duda (34-25; min. 14). A Dimitris Itoudis no le quedaba otra que pedir tiempo muerto para recomponer filas y evitar que la desventaja fuera en aumento. Algo que a buen seguro hubiera sucedido de no haber sido por los tres errores desde el tiro libre y las cuatro pérdidas de balón cometidas por los taronja en este segundo cuarto.

Un cuarto en el que, si bien De Colo continuó haciendo de las suyas bien secundado por Higgins, se encontró enfrente con un Alberto Abalde estelar desde el punto de vista ofensivo (49-38; min. 19). Lástima de un mal último minuto que dio la opción al cuadro moscovita de recortar ligeramente una máxima renta de once puntos antes de llegar al descanso (49-42; min. 20). De Colo y Higgins, cómo no, fueron los artífices.

La cosa, sin embargo, empeoraría tras el paso por los vestuarios con un parcial de 0-7 para el CSKA, además de la cuarta e inexistente falta de San Emeterio (49-49; min. 22). Dubljevic, con un triple, rompió ese 0-11 global para devolver al partido al Valencia Basket y La Fonteta. El pívot montenegrino dio un auténtico clínic dentro y fuera de la pintura en esos minutos para devolver parte de la renta perdida a los locales (61-54; min. 24). 

El CSKA volvía a encontrarse con un muro casi infranqueable, muy difícil de penetrar, y por ahí el equipo taronja recuperó el dominio del juego y el partido liderado por Rafa Martínez y puntualmente por Erick Green (73-66; min. 30). Y eso a pesar de que el norteamericano sigue mostrando demasiadas deficiencias a la hora de leer el juego colectivo.

Itoudis no se podía creer lo que veía y, sus nervios en el último cuarto, se tradujeron en dos técnicas en apenas 28 segundos (77-66; min. 31). El partido se ponía muy de cara para el Valencia Basket, y más cuando Green decidió aparecer con efectividad en ataque (82-68; min. 32). El Valencia Basket se vio ganador muy pronto y eso desembocó en un intento de baloncesto control que, sin un base en el que apoyarse, fracasó completamente. Entre otras cosas por el aumento de la presión del CSKA. El resultado fue un parcial 0-8 en dos minutos que abrió de nuevo el choque (82-76; min. 34). 

Providencial Will Thomas para sacara al equipo del atasco, aunque para entonces De Colo y compañía ya se habían lanzado también a intentar ganar el partido. Optó entonces Vidorreta por dar entrada a Rafa Martínez por un Green cada vez más perdido en la pista (84-78; min. 35). El partido subía de temperatura con la quinta falta y posterior técnica a San Emeterio, que llegó incluso a encararse con los árbitros tras esa jugada. La Fonteta explotaba... por fin (86-85; min. 36). 

Con todo, y aunque los locales tuvieron la oportunidad de sentenciar mucho antes, se llegó con 93-93 a falta de 1:16 para el final. Dos tiros libres de Dubljevic y otros dos de De Colo lo dejaron en 95-95 a 45 segundos del final. Pero un triple in extremis de Abalde tras un pésimo ataque del Valencia Basket ponía de nuevo todo a favor con 21 segundos por jugarse. Falló el CSKA y rebote para Will Thomas con falta incluida. El de Baltimore anotó los dos con 16 segundos por delante (100-95). 

El cuadro ruso, por medio de Fridzon, todavía fue capaz de convertir un triple rápido. Quedaban siete segundos y el marcador era favorable por 100-98. Falta sobre Dubljevic, que sólo anotó uno (101-98). El CSKA necesitaba un triple para forzar la prórroga y sólo tenía cinco segundos para conseguirlo. Pero el Valencia Basket no le dejó. Sastre cometió falta sobre De Colo, que falló el segundo y le dio la posesión a los locales por invasión de campo de Kurbanov (101-99) y cuatro segundos. Falta sobre Erick Green para, ahora sí, sellar el triunfo del Valencia Basket por 103-99.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine