12 de mayo de 2019
12.05.2019
12/05/2019

Nos jugamos más que la Champions

A este Valencia CF no le da para competir en Europa más de lo que ha competido

12.05.2019 | 12:26
Nos jugamos más que la Champions

A este Valencia CF no le da para competir en Europa más de lo que ha competido. Ha quedado claro en la Champions y en las semifinales de la Europa League. Y está muy bien la exigencia y hay que exigirle al club y sus dirigentes que hagan un equipo al que no le vengan grandes la primera liguilla de la Champions y las semifinales de la Europa League. ¡Hay que exigirlo cada verano! El Valencia CF es un equipo ganador que tiene voluntad de ganar, y su afición quiere verlo pelear por títulos porque lo ha visto ganar títulos, pero hay que mirar con cierta perspectiva. Este proyecto en un año se metió en Champions y en el segundo en una final de Copa, semifinales de Europa League y ahora veremos si se vuelve a meter en Champions. Los equipos no se hacen de un día para otro. Cúper jugó dos finales de Champions tras recoger un equipo que Ranieri hizo campeón de Copa. Y Benítez ganó dos Ligas después de recoger un equipo que había llegado a dos finales de Champions. Ahí hay una evolución, como la hay en el actual proyecto. Y sí, también tengo dudas de si Marcelino ha de ser el entrenador del futuro, pero eso es compatible con admitir que con él se empieza a formar un equipo que compite. Simeone ha hecho un equipazo, pero ojo, llegó a un Atlético de Madrid que un par de temporadas antes había ganado la Europa League... ¡Había una base! Él la mejora, claro que la mejora, pero había una base. La naturaleza no da saltos y el fútbol tampoco. A este Valencia CF no le llega ni para estar a la altura de una semifinal de Europa League y Simeone llegó a un equipo que ya la había ganado. Esa es la diferencia con respecto al punto de partida de este proyecto. Se intenta formar un equipo que viene de hacer el ridículo dos temporadas seguidas en la Liga. La pregunta es si con este proyecto se ha mejorado el equipo de la temporada anterior. Esa es la clave, porque mejorando poco a poco se construye un equipo de fútbol. Ah, y fundamento mis dudas en si Marcelino es el entrenador del futuro en que exige y aprieta tanto a los futbolistas, que necesariamente hay que hacerle una 'pequeña revolución' en la plantilla. Creo que toca este verano. Mateu decide quién decide en esa 'pequeña revolución' o si la revolución es cambiar al entrenador. El problema está en lo mucho que necesita el Valencia CF teminar cuarto y estar la temporada que viene en Champions para en el tercer año del proyecto poder dar otro pasito hacia adelante. Este domingo es más importante de lo que parece. No solo nos jugamos la Champions...


Más opiniones de Carlos Bosch.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook