29 de noviembre de 2019
29.11.2019
29/11/2019

El fichaje de Correia y la estructura

La llegada del portugués demuestra que el Valencia CF necesita cuanto antes una dirección deportiva seria y potente

29.11.2019 | 14:07
El fichaje de Correia y la estructura

Pues ya tenemos bagaje suficiente para hacer alguna valoración del equipo que tiene el Valencia CF y de alguno de sus refuerzos, concretamente el portugués Correia. No voy de parabólico por la vida y cuando se hizo el fichaje opté por la prudencia porque seguramente me he hecho mayor, pero no valorar ahora que el fichaje ha salido rana es ponerse de perfil. Y me da lo mismo si dentro de dos o doscientos años está jugando en la Juventus -la verdad es que no tiene pinta-, porque lo que interesa es el rendimiento de ahora. ¿Y por qué? Pues por varias circunstancias. La primera porque se lesionó Piccini y te quedabas con Wass como único lateral derecho, y todos sabemos que por mucho esfuerzo que pone, no es su posición. Dicho de otra manera, si a pocos días de que se cierre el mercado se te lesiona de gravedad el lateral derecho titular, lo que tienes que fichar es un lateral derecho de rendimiento inmediato.

Y no me vale el ejemplo de Cancelo precisamente por eso, porque llegaba cedido del Benfica y de él no se esperaba que a los tres meses de llegar tuviera que pelear como un veterano ante el Chelsea con la clasificación para los octavos de final de la Champions en juego. Por otra parte pensar que todos los laterales que fichemos de Portugal van a tener las condiciones de Cancelo es lo mismo que pensar que todos los años de la cantera saldrán un Ferran y un Kang In Lee. Eso no pasa. Digo más, cuando el Valencia CF trajo a Cancelo cedido en el equipo estaban Barragán y Joao Pereira. Supongo que con esto se entiende mejor lo que trato de decir. He dicho muchas veces que conviene hacer más caso de lo que hacen los entrenadores que de lo que dicen, y Celades puede decir misa de Correia, la realidad es que el día que el Valencia CF se juega más de doce millones de euros no tiene ni a Piccini ni a Wass -porque se ve obligado a alinearlo en el doble pivote-, y quien juega de lateral derecho es un lateral izquierdo. Repito, Celades que diga misa, pero lo que hace es bastante evidente. Sigamos. Resulta que Correia es el primer fichaje post Mateu y Marcelino. Vale que los dos estaban en club, vale que Longoria lo conocía desde hace tiempo y vale que estuvo muy bien en el amistoso de pretemporada, pero es un fichaje de Lim. No quiero decir con esto que el propietario no puede fichar, que la ley le asiste, lo que digo es que estamos ante un claro ejemplo de que ante el propietario ha de haber una estructura profesional que cribe y decida de manera más eficiente, porque el fútbol nos ha demostrado que lo que le convenía a Valencia CF era fichar un futbolista de rendimiento inmediato. Hay que apostar por los jóvenes cuando se pueda y en las posiciones que se pueda. Y me van a decir pesado, pero ese es el gran reto de Anil Murthy, dotar al Valencia CF de una estructura profesional. Y cuanto antes mejor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook